Estados Unidos destruye 95.000 empleos en septiembre

El sector público sigue tirando a la baja del mercado laboral.- La tasa de paro se mantiene en el 9,6% en el segundo peor mes del año

El paro en Estados Unidos se mantuvo en el 9,6% en septiembre pese a perder 95.000 empleos netos. El sector privado firmó 64.000 nuevos contratos, pero el público eliminó 159.000 puestos de trabajo. La cifra total de desempleados también sigue en los mismos niveles que agosto, con 14,8 millones de personas. Con los datos publicados hoy por el Departamento de Trabajo, septiembre se sitúa como el peor mes de lo que va de año junto a junio, cuando se destruyeron 175.000 puestos de trabajo. No obstante, las cifras registradas en el pasado mes se sitúan muy lejos de la de hace un año, cuando la primera potencia mundial destruía empleo a razón de más de 200.000 al mes. En septiembre de 2009 se eliminaron 225.000.

Más información
¿Frenazo o vuelta a la recesión?

Sin embargo, los datos han sido decepcionantes para los mercados ya que los analistas habían calculado una disminución neta de unos 8.000 a 10.000 empleos y un aumento de unos 85.000 puestos de trabajo en el sector privado. En la misma línea, los expertos también observan con preocupación que el empleo en las administraciones locales se ha reducido en 76.000 personas en el mes en el que, teóricamente, tiene lugar la contratación del personal para el curso escolar.

Pese a las cifras negativas, el presidente de EE UU, Barack Obama ha defendido la labor de su Gobierno: "La cosa sería peor sin los estímulos de los últimos 12 meses". "Mi administración está haciendo lo posible para ayudar a las pequeñas empresas", ha añadido el presidente desde Maryland (EE UU), donde ha visitado la localidad de Bladensburg. En clave de futuro, Obama ha apuntado a "explorar vías para que los gobiernos locales no despidan más profesores, policías y funcionarios" y a "hacer lo posible para apuntalar el crecimiento", informa Sandro Pozzi.

Previsiones pesimistas

Desde que se inició la recesión en diciembre de 2007, la economía de Estados Unidos ha perdido más de 8,4 millones de puestos de trabajo, y aunque ha recuperado el crecimiento desde la segunda mitad de 2009, la creación de empleos no ha sido suficiente para compensar esas pérdidas. Con vistas al futuro, las previsiones no son muy halagüeñas, ya que las últimas proyecciones apuntan a un debilitamiento de la recuperación, lo que a su vez dificulta la vuelta a la creación de empleo.

El Departamento de Trabajo ha divulgado hoy, asimismo, los ajustes de cifras que muestran que entre marzo de 2009 y marzo de 2010 la economía tuvo una pérdida neta de 366.000 empleos. El empleo se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la Administración de Barack Obama y promete situarse en el centro de la batalla electoral de las próximas elecciones de mitad de mandato que se van a celebrar a principios de noviembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS