Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El examen a la banca europea

El Deutsche Bank cifra su exposición a la deuda de Grecia en 1.680 millones

La banca alemana es la que más títulos griegos tiene con más de 18.000 millones de euros

El Deutsche Bank, el primer banco de Alemania por activos, y el DZ Bank han completado hoy el círculo de la exposición de la gran banca del país a la deuda soberana de Grecia. Respaldados por las reticencias de la canciller, Angela Merkel, a la publicación de las pruebas de resistencia al sistema financiero europeo, las entidades alemanas sometidas al examen de los supervisores declinaron publicar el peso de sus inversiones en deuda soberana pese a que era obligatorio. Sin embargo, la presión del mercado les ha obligado a rectificar y descorrer el velo que cubría sus cuentas para dejar al descubierto que, en su conjunto, la banca de Alemania es la más expuestas a la crisis fiscal griega con una inversión de unos 18.000 millones de euros.

Hoy, el Deutsche Bank ha comunicado que a 31 de marzo tenía una exposición a la deuda griega de 1.682 millones, muy por encima de los 500 millones con los que, según asegura, cerró junio. En España, volviendo a los datos del 31 de marzo, mantenía una inversión de 1.949 millones, de 463 millones en Portugal y otros 309 millones en bonos de Irlanda. El grueso de su inversión en deuda soberana, además de en la alemana con 20.320 millones, está sin embargo en Italia con 10.400 millones de euros.

Por su parte, el DZ Bank tiene 1.195 millones invertidos en deuda de la República Helénica, menos de los 1.320 millones que mantiene en Portugal, los 3.260 millones de Italia o los 5.190 millones de España. Tras el anuncio del Deutsche Bank y el DZ se completa la exposición a la deuda de los países periféricos del euro, aquellos en el ojo del huracán durante la crisis de déficit, de las entidades de Alemania sometidas a las pruebas del Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS, por sus siglas en inglés).

Los más expuestos a la 'tormenta griega'

Frente a la exposición de más de 17.000 millones de Alemania, el sector financiero español arriesga 801 millones en bonos de Grecia. Junto a la primera potencia europea, los bancos que más títulos emitidos por Atenas son los franceses, los chipriotas y los belgas.

Alemania ha acudido a las pruebas de resistencia a la banca arrastrando los pies. Inicialmente se oponía a que se extendiesen más allá de los grandes bancos, luego era contraria a que se publicaran los resultados y su última batalla fue para que no se conocieran los datos de riesgo soberano de las entidades. Seis de sus entidades mantuvieron ocultos esta exposición durante el fin de semana, entre ellas el Deutsche Bank y el único del país que suspendió las pruebas, el nacionalizado Hypo Real State. Ayer, este último y el Landesbank Berlin, el Postbank y el WGZ revelaron sus cifras.

18.000 millones de euros

Si con las cifras aportadas hasta ayer por este grupo de entidades, a las que hay que sumar la de otros bancos más pequeños que no han acudido a las pruebas de esfuerzo, se superaban los 15.000 millones de exposición a Grecia, con los 2.870 millones de euros del Deutsche Bank y el DZ publicados hoy se alcanzan los 18.000 millones.

La resistencia alemana a publicar las cifras se ha producido a pesar de que la metodología de las pruebas de resistencia europeas apenas penalizaba la posesión de deuda griega, lo que favorece a los países con mayor inversión en los bonos de este país. La explicación del CEBS es que tras la creación del fondo de rescate del euro no se contempla la hipótesis de un impago por parte de ningún Estado europeo. Por ello, el recorte de valoración del 23,1% aplicado a los títulos griegos para contemplar un escenario de crisis de la deuda afectaba solamente a la cartera de negociación (títulos que se compran y venden especulativamente) y no al conjunto de la exposición neta, que incluiría también la cartera a vencimiento.

El primer banco alemán mejora sus beneficios un 6,2%

El Deutsche Bank, primer banco de Alemania por activos, obtuvo un beneficio atribuido de 1.160 millones de euros en el segundo trimestre del año, lo que supone un incremento del 6,2% respecto al mismo periodo de 2009, mientras que logró reducir a 243 millones la partida destinada a provisionar el riesgo de crédito, una cuarta parte de la cifra del mismo periodo de 2009.

Su beneficio atribuido ascendió a 2.922 millones, un 28,3% más, mientras que su cifra de negocio aumentó un 6,4%, hasta 16.154 millones. Por su parte, las provisiones por pérdidas de crédito sumaron 506 millones, tres veces menos que el año pasado.

El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann, ha reconocido que la creciente incertidumbre y la elevada volatilidad en los mercados que caracterizaron el segundo trimestre debilitaron la rentabilidad de la división de banca de inversión, aunque el directivo expresó su confianza en un "probable fortalecimiento de la actividad económica global" a medida que el nuevo marco regulatorio cobra forma, lo que representa desafíos y oportunidades.

Más información