Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las pruebas de resistencia a la banca

Un banco alemán y otro griego, suspendidos

Todas las entidades francesas, portuguesas e italianas superan los exámenes

El banco alemán nacionalizado, Hypo Real Estate, y el helénico Atebank no han superado las pruebas de resistencia . Así lo han comunicado los bancos centrales de cada país, que han efectuado los stress test al alimón con el Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CESB).

España tenía las de perder, ya que ha examinado a nada menos que a un tercio del total de entidades del Viejo Continente. España también ha sometido a las pruebas al 95% de sus bancos. Nadie ha sido, ni de lejos, tan escrupuloso. Pero en Alemania y Grecia, es decir, el motor y el enfermo de Europa, la deuda de referencia y el adeudado, no todas las entidades han hecho sus deberes. Estos son los resultados en los principales países de la UE:

Alemania: El Hypo Real State suspende

De las 14 entidades alemanes sometidas a las pruebas de esfuerzo desarrolladas por el CESB, representativas del 60% de los activos del sistema financiero alemán, 13 han superado con éxito el examen de mantener al menos un ratio de capital Tier 1 del 6% en 2011. El nacionalizado Hypo Real Estate no cumple con dicho objetivo en los escenarios de mayor esfuerzo, con un capital Tier 1 inferior al 6% en los escenarios de esfuerzo, por lo que debería captar capital adicional en el caso de que se materializaran las condiciones de estos escenarios.

"El sistema bancario alemán se ha mostrado robusto y demostrado su resistencia incluso bajo los supuestos más pesimistas", ha afirmado el Bundesbank (Banco Central de Alemania) tras publicarse los resultados de las pruebas de estrés. "Nueve entidades han alcanzado un Tier 1 superior al 8% en el escenario más severo", destaca la entidad presidida por Axel Weber.

Cae el griego Atebank

De los seis bancos que se han presentado, solo el griego ATEBank banco (el Banco Agrícola de Grecia) ha anunciado que no ha superado las pruebas de resistencia, lo que implica que debe ser recapitalizado. Y eso mismo hará: ampliará capital con al menos 250 millones, superior a la cantidad por la que ha suspendido la prueba (ha quedado 242,6 millones de euros por debajo). El Gobierno griego ha confirmado su deseo de participar en dicha recapitalización.

En el peor de los escenarios posibles, ATEbank no ha alcanzado un ratio de solvencia sobre los recursos propios (Tier 1) del 6%, el mínimo exigido. Se ha quedado, al final, en un 4,4%. Esta entidad, especializada en el sector agrícola, es uno de los bancos más pequeños del país.

Los bancos franceses pasan la prueba.

Los cuatro grandes bancos franceses han pasado el examen. Y a juicio de la ministra de Economía, Christine Lagarde, "con nota". El BNP Paribas obtuvo un 9,6% en el indicador Tier 1, en un hipotético final de 2011 zarandeado por una crisis fuerte (el límite era un 6%); el BPCE (Banque Populaire Caisse d'Epargne) se conformó con un 8,5%; la Société Générale, el banco mejor colocado a juzgar por los test de resistencia de los supervisores bancarios europeos (CEBS, en sus siglas en inglés), un 10%. El Crédit Agricole, que según algunos analistas citados hoy por el diario Les Echos, ofrecía ciertas dudas, alcanza el 9%.

A juicio de Lagarde, la nota obtenida significa que los bancos franceses "no necesitan ninguna inyección de capital suplementario".

El gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, ha señalado que los resultados obtenidos por los bancos franceses "eran previsibles". "Son parecidos a los obtenidos en los controles que se llevan a cabo en Francia", añade.

Italia, predecible: los cinco aprueban

Ninguna sorpresa más allá de las Alpes. Como se esperaba, el día del juicio para los bancos europeos ha salvado a los cinco italianos examinados. Intesa San Paolo (la mejor parada, con un Tier 1 del 8,2%), Unicredit, Ubi, Monte dei Paschi y Banco Popolare tienen las cuentas en regla y la estabilidad necesaria para superar una nueva recesión. Ninguno de los mayores institutos de crédito debe inyectar capital en sus arcas.

El Tier 1 (la relación entre capital propio y el activo total) no caería, a finales de 2011, por debajo del 6%, el umbral mínimo para aprobar. "Los bancos aquí no han gozado de inyecciones de capital público", explica Angelo Baglioni, colaborador de la prestigiosa web de información económica lavoce.info. "No ha pasado lo que en Alemania y España, porque siempre se han mostrado capaces de encontrar por sí solos el capital", añade.

"El sector bancario italiano sigue mostrando su sustancial fortaleza", ha delcarado Giuseppe Mussari, presidente de la Asociación de los Bancos italianos (Abi). "Los bancos han sabido encarar la crisis y en 2010 el beneficio va a volver a subir un 1,5%, tras dos años de fuertes pérdidas", asegura.

Sin problemas para las dos entidades irlandesas

Los dos bancos irlandeses examinados por el Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS), el Allied Irish Banks(AIB) y el Bank of Ireland (BoI), han aprobado los mínimos exigidos para hacer frente a una situación de crisis extrema de la economía.

El AIB, primera entidad financiera de este país, tiene un ratio desolvencia del 6,5%, medio punto por encima del mínimo exigido, mientras que el BoI tiene un Tier 1 del 7,1%.

Los cuatro grandes bancos portugueses aprueban el examen

Los cuatro mayores bancos portugueses -Caixa Geral de Depositos, Banco Espirito Santo, BCP y BPI?, que representan dos tercios de los activos consolidados del sistema bancario nacional, han aprobado las pruebas de resistencia. Así lo acaba de anunciar Carlos Costa, presidente del Banco de Portugal (BdP). "Los resultados confirman la solidez del sistema bancario portugués y corrobora las conclusiones de los ejercicios efectuados regularmente por el BdP", ha dicho Costa. "Teniendo en cuenta todos los factores de riesgo, se confirma que los cuatro bancos resisten", ha subrayado, "a nivel nacional y global".

A pesar del escenario internacional adverso, los cuatro grandes grupos bancarios portugueses presentan en 2010 y 2011 ratios de capital superiores al 6%, valor que fue considerado como un indicador de solidez financiera en las pruebas de resistencia. Ello significa que no precisan ningún aumento de capital.

El gobernador del Banco de Portugal ha precisado que en las pruebas también se ha tenido en cuenta la exposición de los fondos de pensiones de los empleados bancarios, que constituyen una especificidad portuguesa.