Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marsans manda a casa sin cobrar a los trabajadores a los que no ha despedido

La empresa presentará un expediente de regulación temporal porque no puede pagar las nóminas

Los 498 trabajadores de Marsans que se han librado del despido se quedarán igualmente en sus casas sin cobrar porque los nuevos propietarios de la empresa preparan un expediente de regulación de empleo (ERE) de carácter temporal alegando que no puede afrontar el pago de sus nóminas. "No han llegado ingresos, y para que no crezca las deuda, se presentan este expediente", explicaron fuentes de la compañía.

El grupo Viajes Marsans (que incluye otras enseñas como Viajes Crisol, Rural Tours y Mundicolor) se encuentra en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) y ha despedido ya al 60% de su personal.

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, traspasó el negocio en junio a un inversor especializado en quiebras, Ángel de Cabo, que teóricamente intentará reflotar parte del negocio. Hasta ahora, sin embargo, las agencias de viajes no han recuperado su licencia para poder volver a vender billetes de avión ni ha recuperado la confianza de los proveedores, con lo que su actividad es nula, según explican fuentes sindicales.

Por otra parte, otras fuentes de la plantilla confirmaron ayer a Europa Press que los administradores concursales se reunieron con el comité de empresa para trasladarles la propuesta del ERE e informaron de que su actividad depende de que una tercera empresa se haga cargo de lo que quede de la empresa. Como noticia menos mala, los administradores propusieron también una indemnización por despido de 25 días de salario por año trabajado con un tope de 24 años, una compensación superior a los 20 días con un máximo de 12 años que paga normalmente el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).