Los controladores aéreos franceses mantienen una huelga hasta el jueves

Los aproximadamente 4.000 controladores franceses se oponen a la directriz europea encaminada a fusionar los distintos sistemas de cada país

El tráfico aéreo francés se verá perturbado a partir de hoy por la noche. La razón, la huelga de controladores aéreos franceses, que terminará el jueves al mediodía. Las autoridades francesas prevén que todos los aeropuertos galos se verán afectados. Mañana, por ejemplo, el 20% de los vuelos del aeropuerto de Roissy, en París, corren el riesgo de anularse; en el aeropuerto parisino de Orly aún será peor: se anulará el 50% de los vuelos previstos.

La Dirección General de Aviación Civil (DGAC) recomienda a cada viajero que consulte a su compañía aérea a fin de informarse de su viaje. Las autoridades francesas no excluyen, además de vuelos anulados, retrasos generalizados. Además, recuerdan que mañana hay previstas también tormentas que empeorarán aún más el tráfico.

Más información
Domingo negro en El Prat por la huelga de controladores
AENA minimiza los retrasos porque obliga a suplir las bajas de los controladores
La Fiscalía investiga las bajas laborales de los controladores

Los aproximadamente 4.000 controladores franceses se oponen a la directriz europea encaminada a fusionar los distintos sistemas de controladores de cada país. La intención de Europa es que, con esto, el tráfico se agilice y pueda aumentar, en los próximos 15 años, más de un 50%. Francia, de acuerdo con esta normativa, se integrará en el bloque de Europa Central, junto a Alemania, Suiza, Holanda, Luxemburgo y Bélgica.

Los sindicatos franceses rechazan esta fusión. Están de acuerdo en que debe existir una cooperación más estrecha entre los distintos países en esta materia pero temen que la integración total acarree destrucción de puestos de trabajo.

Una imagen de la torre de control del aeropuerto francés de Orly.
Una imagen de la torre de control del aeropuerto francés de Orly.AFP
Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS