Zapatero defiende los ajustes como vía para lograr el crecimiento

El presidente español asegura en Toronto que su prioridad es salir de la crisis y que ahora no es momento de pensar en remodelar el Gobierno

Semanas después de promover una reforma laboral y un durísimo plan de ajuste a costa, sobre todo, del gasto público, las pensiones y el sueldo del funcionariado, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, no se inclina verbalmente ni por reducir el déficit ni por priorizar el crecimiento. En la rueda de prensa concedida esta noche al final de la cumbre del G-20 en Toronto, Zapatero ha aunado conceptos y ha dicho que su Gobierno apuesta actualmente por la austeridad "para atajar el déficit y lograr el crecimiento".

En los hechos, Zapatero prima recortar el déficit y asegura que no vacilará a la hora de aplicar los ajustes aprobados en su economía porque la reducción del déficit es "imperiosa". También ha defendido la necesidad de realizar reformas estructurales para lograr un crecimiento "sin gasto público". El presidente aprobó hace un mes una reforma estructural para reducirlo hasta el 6% (desde el 11,2% actual) en dos años. "Mi objetivo es salir de la crisis", ha resumido. En términos parecidos se expresó el viernes en una entrevista con EL PAÍS el ministro alemán de Hacienda, Wolfgang Schaüble.

Más información

Además, Zapatero apuesta por la tasa bancaria para afrontar eventuales crisis de las entidades y reconoce la posibilidad de tener que ampliar el fondo de garantía de depósitos español, algo que "las entidades financieras seguramente no acogerán con gran entusiasmo" pero que deberán asumir por responsabilidad. "Lo que no puede ser es que ante una crisis del sistema sean otra vez los Estados con recursos públicos los que tengan que salir al rescate de esas entidades", explicó.

"No hay tiempo de pensar en crisis de Gobierno"

El presidente del Gobierno ha expresado su "sorpresa" por las informaciones publicadas en los últimos días en torno a su intención de remodelar el Gabinete y que especulaban especialmente sobre una posible salida de Leire Pajín de la secretaría de Organización del PSOE para nombrarla ministra. "Salen [publicadas] cosas que se supone que yo pienso. Pero no estoy en eso en este momento", ha asegurado el mandatario español en Toronto al término de la cumbre del G-20. "Créanme que todos [los miembros del Gobierno] estamos sólo en un tema: salir cuanto antes de la crisis y crear empleo. Prácticamente no tengo tiempo de ninguna otra cosa".

Asimismo, el presidente ha declinado comentar las propuestas realizadas este viernes por el líder de la oposición, Mariano Rajoy, frente a los representantes de las principales empresas y bancos españoles y ha asegurado que habrá tiempo para debatirlas en España, especialmente durante el próximo debate sobre el estado de la nación en el Congreso de los Diputados.

Lo más visto en...

Top 50