Blanco advierte de que "no se pueden mantener servicios sin usar"

El ministro augura una revisión del modelo, la supresión de los proyectos no rentables y adelanta un proceso de concertación en el sector

El ministro de Fomento, José Blanco, ha afirmado hoy que "hay demasiadas empresas en el sector" de las infraestructuras, por lo que ha advertido de que "cuando la inversión de las administraciones públicas no se pueda mantener, habrá que hacer un reajuste", lo que se traduce en movimientos de concertación y fusiones. Aunque el tejido empresarial vinculado a las grandes obras públicas no es lo único que debe cambiar a raíz de la crisis. Según ha añadido, el conjunto de las infraestructuras en España exige una revisión muy profunda ya que "no se pueden mantener servicios sin usar". Por este motivo, ha adelantado que solo se llevarán a cabo aquellas inversiones rentables y cuando no haya servicios alternativos de transporte.

Más información

"No se puede tener de todo en todos los sitios y gastar miles de millones por ahorrar unos minutos de viaje" al mismo tiempo que a los ciudadanos se les piden medidas de ajuste, ha resumido el ministro durante su intervención en el curso Tres décadas de economía española en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). "El objetivo es que todos los ciudadanos estén comunicados del centro a unas tres o tres horas y media. Y eso es lo que se va a hacer", ha añadido.

Según ha explicado, el Gobierno, presionado tanto por Bruselas como por los mercados para recuperar la sostenibilidad fiscal, no puede "afrontar infraestructuras que por su falta de rentabilidad, Europa las computa como déficit". En este punto, ha puesto un ejemplo: "El tren de Burgos a Madrid lo usan seis pasajeros al día. ¿Ustedes creen que esto se puede mantener?". "Si seguimos construyendo sin freno como se ha hecho en épocas anteriores, en 10 años el debate va a ser cómo mantener lo que ya hemos creado", ya que según ha recordado, este apartado cuesta 6 millones de euros por día.

Con respecto a las críticas de ayer del ex ministro de Economía, Pedro Solbes, quien en el mismo marco afirmó que España debería haber gastado menos en años anteriores, Blanco ha admitido que "es probable de que deberían haber sido más austeros". "No lo se, pero el ministro de Economía era Solbes y no yo", ha puntualizado. Sobre las mayores medidas de flexibilidad que reclamó el también ex ministro, Carlos Solchaga, en la reforma laboral, ha defendido que el antecesor de Solbes "siempre ha sido partidario de un sistema laboral más flexible". No obstante, ha argumentado que "hay que mantener los derechos constitucionales". "Ese es el límite, y el objetivo, crear más empleo estable", ha añadido.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción