La primera crisis del euro

La Bolsa española pierde todo lo ganado en los últimos 11 meses

El Ibex se deja un 5,41% y pierde los 10.000 puntos al frente del correctivo en toda Europa.- El euro marca un nuevo mínimo anual

Imagen del parqué madrileño con las pantallas del Ibex al fondo.
Imagen del parqué madrileño con las pantallas del Ibex al fondo.EFE

A cada escalón que se sube en la solución de la crisis de Grecia, los mercados dan dos pasos para atrás. Tras el avance que ha supuesto el acuerdo alcanzado entre Atenas, Bruselas y el FMI para pactar el plan de austeridad que permite librar los créditos por 110.000 millones de euros, ahora se pone en duda que los fondos previstos en el plan de rescate sean suficientes, que vayan a llegar a tiempo para evitar que la República Helénica tenga que renegociar su deuda o que se haya eliminado el riesgo de contagio a otros países de la eurozona.

Por culpa de estas renacidas incertidumbres sobre el fin de la tragedia griega, las Bolsas europeas han sufrido el martes un nuevo correctivo con el Ibex, que ha caído hasta su peor nivel desde el pasado julio, destacado al frente de los números rojos. Las dudas de los inversores sobre la capacidad de la economía española de dejar atrás la recesión y reducir su déficit, así como los rumores de un eventual plan de rescate y una nueva rebaja de calificación han pesado en su contra. Entre las divisas, el euro también ha marcado un nuevo mínimo anual en 1,30 dólares por la posible extensión de la crisis mientras en los mercados de deuda se han vuelto a reavivar las tensiones sobre los bonos de los países de la Unión Monetaria en peor situación fiscal: Grecia, Portugal y España.

Moody's y Fitch mantienen la máxima nota crediticia a España como país, que es igual a la de Alemania
Más información
El BCE aceptará la deuda griega pese a que esté al nivel de 'bono basura'
Poniendo al euro en su sitio
Zapatero descarta un contagio de la crisis griega mientras se desploman las Bolsas

La apertura en rojo de Wall Street, que caía un 2,12% al cierre en Europa por las dificultades de encontrar una salida a la crisis en Europa, ha agravado las caídas que venían registrando durante la jornada los parqués del Viejo Continente. Y van dos martes negros seguidos. Lo que apuntaba a ser una sesión de ajuste se ha acabado convirtiendo en un nuevo día de pánico peor incluso que el de la semana pasada, cuando la rebaja de la calificación de Grecia al nivel de bono basura desató la alarma en los parqués. Al final, la Bolsa española ha cerrado con un descenso del 5,41%, con lo que marca su segunda peor jornada en lo que va de año, y abrirá mañana en 9.589 puntos, su nivel más bajo desde mediados del pasado julio, tras perder 563 unidades.

Zapatero: "Absoluta locura"

Con todos sus valores en rojo, los bancos y constructoras han sufrido los mayores descensos de la Bolsa española. Desde el Gobierno, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha salido al paso desde Bruselas de los rumores que apuntan a un eventual plan de rescate a España calificándolos de "absoluta locura". "No podemos estar continuamente pendientes de las especulaciones y lo que hay que verificar son datos objetivos. Y los datos reales es que la solvencia es fuerte", ha asegurado, según informan Andreu Misséy Miguel González. Un portavoz del FMI que ha sido interrogado sobre la misma cuestión se ha limitado a responder que "no es cierto".

Pese al alto déficit público, que cerró 2009 en el 11,2% del PIB, el Gobierno español debe aportar 9.794,4 millones al rescate de Grecia, la cuarta mayor partida de entre sus socios. Desde el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, sin embargo, argumentan que la deuda del Estado está entre las más bajas de la UE, lo que permite afrontar sin problemas las emisiones que precisa para poder librar estos créditos que, recuerdan, Grecia debe devolver con un interés del 5%. En este sentido, las agencias Moody's y Fitch, que junto a S&P completan el triunvirato del sector de las calificaciones, han ratificado que mantienen la máxima nota crediticia a España como país, que es además la misma que conceden a Alemania, según informa Efe-Dow Jones. Hace una semana, Standard & Poor's decidió rebajar un peldaño la calificación española hasta 'AA', un nivel que sigue siendo "excelente", según reconoció la propia agencia.

La Bolsa de Atenas cae más de un 6,6%

Frente al descenso superior al 5% del Ibex, Francfort se ha dejado un 2,60% y París un 3,64%. En Londres, cuyo parqué ayer estuvo cerrado por festivo, el índice FTSE ha perdido otro 2,56%. Milán, por su parte, se ha depreciado un 4,70%, Lisboa un 4,21% y Atenas ha cerrado con un desplome superior al 6,6%. En cuanto al euro, ha marcado su nivel más bajo desde abril de 2009, aunque sigue sobre los 1,30 dólares. Habrá que ver si es capaz de mantenerse sobre este nivel, que no ha perdido desde el 21 de abril de 2009, en las próximas jornadas ante la avalancha de órdenes de venta.

En los mercados de deuda, la rentabilidad de los bonos griegos a diez años daba por acabada la mejora de las últimas jornadas al subir 70 puntos básicos, con lo que ha vuelto a superar el 9%, con lo que el diferencial frente al bund alemán, de referencia por su pretendida estabilidad, volvía a dispararse. El tipo de los bonos portugueses, por su parte, ascendían al 5,39%, un 0,29% más, mientras los españoles se encarecían en nuve puntos básicos hasta el 4,11%. A la prima de riesgo de todos ellos les ha afectado el hecho de que los títulos alemanes han bajado hoy 11 puntos básicos, con lo que sus respectivos diferenciales han subido al 6,23% para los griegos, al 2,44% en el caso de los portugueses y a 116 puntos básicos para los españoles. Este repunte ha dejado en papel mojado la mejora del lunes, cuando llegaron a caer a 96.

Berlín vuelve a sembrar las dudas

Según ha revelado Reuters citando a fuentes del Ejecutivo alemán, Atenas requiere más dinero que los 110.000 millones previstos en el plan de rescate. Para los analistas, Grecia necesitará hasta 150.000 millones de euros de aquí hasta 2012 para hacer frente a los vencimientos de sus bonos sin problemas y sin tener que renegociar los plazos, unos 40.000 millones más que el dinero previsto en el mecanismo de ayuda acordado por la UE y el FMI. Sin embargo, según defiende la propia Comisión Europea, en el plazo de un año y medio o dos años, Atenas podría haber logrado estabilizar la situación, lo que le permitiría volver a los mercados en condiciones normales para captar el resto de fondos.

La piedra de toque tendrá lugar el próximo día 19 de mayo, cuando Grecia debe afrontar vencimientos de su deuda por 8.500 millones de euros. De que llegue el dinero prometido por la UE y el FMI depende que pueda pagarlos. De momento, el Gobierno de Yorgos Papandreu ya ha anunciado que el jueves el Parlamento votará el plan de recorte del gasto por 30.000 millones que incluye subidas de impuestos y sacar la tijera en los salarios de funcionarios y pensionistas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS