El Banco Sabadell pide al Gobierno un plan de contención del déficit

"Nadie que esté en su sano juicio" puede comparar Grecia y España, dice el consejero delegado de la entidad, que gana un 33% menos en el primer trimestre

El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola, opina que "nadie que esté en su sano juicio" puede comparar la situación entre Grecia y España, por su distinta estructura económica y por su reputación. Esto declaró el directivo ante el incipiente contagio de la crisis griega y la rebaja de calificación sufrida por España por parte de la agencia Standard & Poor's.

Ahora bien, en la presentación de resultados de la entidad financiera, Guardiola ha reclamado esta mañana un plan de ajuste para que España reduzca el déficit "que le dé credibilidad". Como al resto de bancos, la situación de la deuda española acaba encareciendo su propia financiación en los mercados. "Es un reto serio y hace falta una reacción", ha insistido Guardiola. La cartera del banco tiene 1.700 millones de euros de deuda española. El Sabadell mantiene su optimista previsión para el 2010 sobre la economía española, mejor incluso que lo que pronostica el Gobierno y más que la mayoría de servicios de estudios: un ligero crecimiento del 0,2%, frente al cierto consenso de que el PIB español caerá al menos un 0,3%. "Sí, hay una diferencia, pero es una diferencia entre un crecimiento miserable y una caída miserable", le quitó hierro Guardiola.

Más información

El cuarto grupo bancario español ganó 108,38 millones de euros entre enero y marzo pasados, lo que supone un 33,1% menos respecto de la ganancia acumulada en el primer trimestre de 2009. Este dato refleja, al margen del difícil contexto económico, las provisiones para insolvencias, que han seguido aumentando; concretamente, un 12,3% más que el año pasado, hasta los 167,44 millones. El margen antes de dotaciones sí fue positivo, ya que subió un 2%.

El Sabadell acumuló en el primer trimestre una mora del 4,09%, por debajo de la media del sector y cree que alcanzará el 5% a final de año. El banco, con un core capital (el mejor indicador de solvencia de una entidad) del 7,7%, mantuvo estancado el crédito, pero no así las hipotecas, que se incrementaron cerca del 70% (más de 4.000 operaciones) en el primer trimestre de 2010 en relación al de 2009. El banco tiene una cartera de activos inmobiliarios de 1.566 millones. La venta de estos activos, de los que 837 corresponden a adjudicaciones por impago o riesgo de impago de las viviendas o solares, avanza, aunque lentamente.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción