Las consecuencias de la crisis

Los ingresos del Estado crecen por primera vez en los últimos dos años

Pese al aumento de la recaudación en un 0,8%, el déficit aumenta un 15% hasta el 0,85% del PIB

Los ingresos del Estado por la recaudación de impuestos han logrado dejar atrás en marzo dos años consecutivos de caías al subir un 0,8% frente a 2009. No obstante, pese a esta evidente mejora, que se explica por la política de devoluciones del IVA y porque en el mismo periodo del año pasado la economía atravesó la fase más grave de la recesión, la caja de la Administración Central sigue en números rojos con un déficit de 8.908 millones de euros, un 0,85% del PIB y un 15,2% más sobre los 7.732 millones del anterior ejercicio.

Según ha informado hoy el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, la caída generalizada de la economía y la posibilidad por parte de las empresas de aplazar los pagos por IVA causaron un importante recorte en este apartado del 20%. Afortunadamente, porque en caso contrario indicaría que la situación va a peor, esta caída no se ha repetido durante el presente año. La razón es que, por una parte, la actividad se está recuperando tímidamente y, por otra, que el Estado está empezando a cobrar las cantidades por IVA aplazadas.

Más información

Ocaña ha revelado que el déficit del 0,85% acumulado hasta marzo es consecuencia de unos ingresos de 31.772 millones, un 5,5% más que en el mismo periodo de 2009, y unos gastos de 40.680 millones, el 7,5% más. En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos efectivamente realizados, el Estado alcanzó un déficit de 15.546 millones, frente al saldo negativo de 11.345 millones de 2009. España cerró 2009 con un déficit del 11,2%, su segundo año consecutivo en números rojos. La falta de consolidación fiscal le ha obligado a presentar ante Bruselas un Plan de Austeridad con el que volver al límite del 3% de déficit de aquí a 2013 y que incluye, entre otras medidas, una subida de impuestos, un recorte del gasto en personal, fusión de empresas públicas y reducción de altos cargos. Sobre este punto, Ocaña ha descartado la posibilidad de que el Gobierno desarrolle nuevas medidas para evitar el contagio de la crisis griega.

La recaudación por IVA sube un 2,2%

Volviendo a las cuentas del Estado, la recaudación por IVA creció un 2,2% por primera vez durante los últimos 27 meses hasta los 14.584 millones, incluso es mayor a su nivel de 2008. De hecho, sin el efecto coyuntural provocado por las devoluciones y aplazamientos, hubieran repuntado un 7,4%. Por su parte, la recaudación por Impuestos Especiales se elevó hasta los 4.655 millones, un 2,4% más.

Sin salir del apartado de los ingresos, la supresión parcial de la deducción los 400 euros ha permitido que la recaudación por IRPF haya aumentado un 1,1% hasta los 19.212 millones. El Impuesto de Sociedades, sin embargo, sigue a la baja, cae un 32,3% con 693 millones, aunque los datos aún no son significativos y habrá que esperar al primer pago fraccionado de abril para sacar conclusiones.

En cuanto a los gastos, el persistente aumento del paro y el sistema de financiación autonómica, que obliga adelantar los traspasos a las comunidades explican, según Ocaña, que este apartado siga aumentando pese al plan de austeridad. En su conjunto, los pagos no financieros aumentaron un 13,4% con 48.305 millones. Por apartados, las transferencias corrientes crecieron un 19% debido a los anticipos a cuenta abonados a las comunidades y a las mayores transferencias a los Servicios Públicos de Empleo Estatal, que se ha duplicado hasta los 4.110. La causa no es que haya aumentado la factura por desempleo, si no porque el año pasado no se contemplaron estos gastos en el presupuesto y hubo que autorizar un crédito extraordinario a final de año.

Además, pese al compromiso de sacar la tijera, el capítulo de sueldos y salarios creció hasta marzo un 3,3%, aunque el conjunto de los gastos de personal se elevaron un 6,8%. De su lado, los gastos financieros crecieron en un 23,2% por los intereses de la deuda, que supera a la de hace un año. "Es pronto para extraer conclusiones, pero los datos apuntan a la estabilización y a que las medidas de consolidación fiscal se empiezan a notar", ha señalado Ocaña, quien ha asegurado que las previsiones que incluyen los Presupuestos de 2010 y en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento "se están cumpliendo".

La Seguridad Social reduce su superávit

Por el mismo motivo que ha repuntado el IRPF, la limitación de la deducción generalizada de los 400 euros, las cotizaciones sociales aportaron a la caja de la Seguridad Social 26.343,91 millones en el primer trimestre, lo que supone un incremento interanual del 0,52%. En su conjunto, el sistema cerró marzo con un superávit de 5.943,77 millones de euros, un 27,95% menos con respecto al mismo periodo de 2009, según ha informado hoy el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

La Seguridad Social espera ingresar en el conjunto de este año un total de 107.376,63 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales, con lo que a finales de marzo los ingresos por este concepto representaron el 24,53% de lo previsto para todo el ejercicio.

Para el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, los datos son "coherentes" con la previsión de comienzos de año sobre la evolución presupuestaria. En su opinión, estas cuentas indican "claramente" que el sistema español "sigue consolidando" su funcionamiento y podrá atender "sin ningún tipo de dificultad" las obligaciones contraídas con millones de pensionistas y familias.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50