Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI advierte de un repunte del paro en Alemania tras la crisis

El organismo rebaja sus previsiones y augura un ajuste prolongado de la locomotora europea

Alemania ha logrado dejar atrás la recesión gracias al tirón de su sector exportador y la recuperación de sus mercados receptores. No obstante, según un informe publicado hoy por el Fondo Monetario Internacional, las últimas previsiones para la locomotora europea apuntan a que el crecimiento será inferior a lo previsto con un 1,2% y del 1,7% para 2010 y 2011, lo que obligará a las empresas, especialmente las del sector manufacturero, a ajustar sus plantillas tras capear la fase más aguda de la crisis con una moderada destrucción de desempleo. Una tesis que ya puso sobre la mesa la OCDE en un informe en septiembre.

A grandes rasgos, el organismo que preside el banquero francés Dominique Strauss-Kahn destaca que hay "sustanciales riesgos a la baja" en la economía alemana y augura una recuperación "moderada y frágil". Frente a los cálculos del FMI, que están en línea con los de la OCDE, las proyecciones del Gobierno de Angela Merkel prevén un avance del 1,4% este año, dos décimas menos que lo que espera el Bundesbank (el banco central alemán).

Más al detalle, añade el FMI, los "obstáculos existentes para el desarrollo de los servicios" y una mayor competencia aumentan el peligro de un ajuste prolongado estructural tras la crisis, al mismo tiempo que las reformas anunciadas para reactivar la demanda interna "no parecen fáciles". Según añade, los problemas de Alemania pasan por la necesidad de aplicar importantes reformas que garanticen el crecimiento a largo plazo. Para ello, recuerda el FMI, es esencial dar con los mecanismos necesarios para reactivar el consumo de las familias y reducir la dependencia a las ventas en el exterior. En este sentido, el FMI advierte sobre la posibilidad de que el comercio mundial avance por debajo de lo esperado y llama la atención sobre la debilidad de su sector financiero. De hecho, los últimos datos publicados muestran un descenso de las exportaciones del 6,3% en enero frente a diciembre en términos desestacionalizados.

La economía alemana logró salir de la recesión en el segundo trimestre del pasado año, pero tras moderar su tasa de crecimiento en el tercero, cerró el año en tablas y con una caída interanual del 5%, la más grave desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La evolución de la primera potencia europea a lo largo del pasado año, recuerda el FMI, estuvo muy condicionada por el paquete de medidas anti-crisis aprobadas desde el Gobierno y que, en total, se cifraron en uno 81.000 millones de euros.