Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia despierta poco entusiasmo en los mercados con su bono a siete años

La emisión de 5.000 millones de euros atrae menos demanda que la anterior a 10 años

La emisión de bonos que ha sacado Grecia hoy a los mercados despertó poco entusiasmo. La demanda de su bono a siete años, aunque superó la oferta, ha sido inferior a la de las anteriores operaciones a 10 años, con un rendimiento estimado de casi 6%. Esta emisión es la primera que oferta el país después del acuerdo alcanzado en la UE para poner en marcha un mecanismo de rescate en caso de que fuera necesario con intervención del FMI. Con esta nueva operación de deuda, adelantada por el Ministerio de Economía a primera hora, el Gobierno griego, que aprobó un duro plan de ajuste para reducir el déficit y ganarse el apoyo de Bruselas, ha puesto a prueba su credibilidad frente a los mercados de financiación.

Grecia emitió 5.000 millones de euros a principios de marzo, también en aquella ocasión al calor del acuerdo de asistencia política entre los países de la eurozona. Entonces, los inversores respaldaron la emisión a diez años con el doble de peticiones de las que se ofertaron pese a que su rentabilidad era más alta que la de la emisión de hoy con un 6,28%.

El nuevo bono griego tiene como vencimiento el 20 de abril de 2017 y según los analistas, "la cantidad de la oferta alcanzada hoy no superó ni en la mitad a la conseguida durante la anterior emisión de venta de bonos", para 10 años, lanzada en febrero. Según la agencia Reuters, el poco entusiasmo evidenciado hoy podría explicarse por el plazo de madurez más corto de este bono y por la baja actividad debido a la Semana Santa. Sin embargo, también consideran como un factor importante las expectativas de que la rentabilidad de los bonos no va a caer.

La Agencia de Gestión de Deuda Pública (PDMA) argumentó que el hecho de que se haya cubierto la meta de los 5.000 millones de euros, con un interés del 5,9%, "demuestra que Grecia está recuperando la credibilidad de los mercados". El interés es el doble del pagado por Alemania y podría haber sido mucho mayor si los socios europeos no hubieran expresado su apoyo a Grecia la semana pasada. El organismo griego indicó que el diferencial de tasa con los bonos alemanes, la referencia en la eurozona, era de 310 puntos de base sobre su media (midswap), lo que supone pagar cinco veces más que lo que paga el Tesoro español por sus bonos a siete años. El viernes, su tipo de interés era del 5,5%.

En los momentos de duda de la semana pasada previos al acuerdo de la UE, llegó a los 337 puntos. Al mismo tiempo, los seguros por impago de deuda (CDS) también han roto la mejora de finales de la semana pasada, ya que se han encarecido en 15,5 puntos básicos hasta los 310,5. En cualquier caso, también por debajo de los máximos marcados en febrero en plena tormenta (428 puntos).

Con un déficit público del 12,7% y una deuda que supera el 120% del Producto Interior Bruto -unos 300.000 millones de euros-, Grecia necesita 16.000 millones de euros entre el 20 de abril y el 23 de mayo para hacer frente al vencimiento de sus créditos. No obstante, los expertos consideran que 30.000 millones no serían suficientes en caso de un ataque masivo de los especuladores. En total, la República helena, que tiene una calificación 'A2' de Moody's y 'BBB+' de Fitch y Standard & Poor's, debe hacer frente al pago de 53 millones de euros a lo largo de este año.

La bolsa lograr cerrar el día en positivo

En las bolsas, el inicio de las vacaciones de Semana Santa se ha dejado notar en el mercado español con un volumen de negociación bajo y una evolución plana. Aunque, tras atravesar la jornada marcado por la volatilidad, ha logrado cerrar en verde con un alza del 0,18% que, sin embargo, no ha sido suficiente para remontar los 11.100 puntos. En el resto del Viejo Continente, el Dax alemán ha liderado las subidas con un 0,6% mientras París ha ganado un 0,26%. Al cierre de la sesión española, Wall Street subía el 0,56% ayudada por el dato del gasto de los consumidores en EE UU, tras anotarse el quinto incremento consecutivo en febrero.

A favor de las ligeras subidas, que en el mercado de divisas se ha traducido en una cotización plana también del euro en torno a los 1,34 dólares, ha pesado la publicación del índice de confianza económica de la eurozona. Según ha informado la Comisión Europea, este indicador ha subido en marzo hasta los 97,7 puntos, lo que supone un avance de 1,8 enteros respecto al mes anterior y su mejor lectura desde mayo de 2008. En el conjunto de la UE la confianza económica subió a 99,6 puntos, frente a los 97,6 enteros de febrero.

S&P advierte a Reino Unido de que puede perder su triple A

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's (S&P) ha reafirmado hoy el nivel AAA la calificación de riesgo crediticio del Reino Unido, pero ha advertido de que lo revisará a la baja si el Gobierno que salga de las próximas elecciones generales no presenta una estrategia fiscal clara.

En un comunicado, S&P ha indicado que la perspectiva de la calificación crediticia británica sigue siendo negativa, teniendo en cuenta que no hay un plan sólido de consolidación fiscal y que hay dudas sobre lo que hará el Gobierno que salga de las urnas en las elecciones que previsiblemente se celebrarán el 6 de mayo.

"La carga de la deuda neta general del Estado podría acercarse a un nivel incompatible con la calificación AAA de rating. La calificación podría rebajarse si concluimos que la estrategia fiscal del próximo Gobierno no puede reconducir la carga de la deuda a una trayectoria descendente segura en el medio plazo", ha afirmado. Por contra, ha añadido S&P en un comunicado, la perspectiva "podría volver al nivel de estable si se aplican medidas integrales que sostengan con más solidez las finanzas públicas".

Más información