Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía disuelve la aseguradora de Díaz Ferrán por sus "graves problemas" de liquidez

El ministerio, que llevaba meses investigando a Seguros Mercurio, afirma que "no podía cumplir sus compromisos de pago en las próximas semanas"

Más problemas para el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, por la situación financiera de sus empresas. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía ha disuelto hoy la entidad Seguros Mercurio, compañía controlada por Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual. La medida se adopta con carácter inmediato, "ante la grave situación patrimonial y de liquidez de la compañía", afirma el departamento que dirige Elena Salgado en un comunicado.

Según fuentes de Economía, Seguros Mercurio tiene un patrimonio neto negativo, de manera que no podía hacer frente a siniestros esta misma semana. Por este motivo, justifica la decisión "a fin de evitar una posible desconfianza entre los asegurados y beneficiarios respecto de la satisfacción de sus derechos".

La disolución de la aseguradora del grupo Marsans supone un nuevo golpe para el presidente de la CEOE quien en apenas cuatro meses ha procedido al cierre de la aerolínea Air Comet, dejando a miles de viajeros en tierra, mientras se le abría un expediente en Caja Madrid por impago de un crédito de 26 millones. Asimismo, el patrón de los patronos busca un comprador para viajes Marsans, de la que es copropietario junto a Pascual.

En el momento de publicarse la nota, la aseguradora del grupo de agencias de viajes contaba con 49.642 pólizas y 82 empleados. Según añade Economía, se ha encargado la liquidación de la entidad al Consorcio de Compensación de Seguros "con el fin de proteger los intereses de los asegurados y terceros perjudicados, y garantizar un procedimiento ordenado de liquidación". Este órgano tratará de buscar soluciones en el mercado para salvaguardar los intereses de los asegurados y la plantilla de la empresa.

Meses de investigación

Economía justifica la decisión en que "los datos de tesorería facilitados por la propia compañía reflejan que, de no procederse a esta actuación, la entidad no podría cumplir sus compromisos de pago en las próximas semanas". Las autoridades de supervisión llevaban meses investigando a Seguros Mercurio por sus problemas de solvencia.

"A la vista de toda esta situación, y teniendo en cuenta las numerosas reuniones mantenidas en la Dirección General de Seguros en los últimos meses con los accionistas de la entidad, sin que los mismos hayan aportado soluciones viables tendentes al restablecimiento de la situación patrimonial y a la inminente falta de liquidez en la que se encuentra la entidad, se considera que la única alternativa es la disolución de la misma", afirma el comunicado. Igualmente, la Dirección General de Seguros ha acordado la revocación de la autorización administrativa concedida a Seguros Mercurio para el ejercicio de la actividad de aseguradora privada. La compañía estaba centrada en el sector de transporte por carretera, tanto de viajeros como de mercanías, desde su nacimiento en 1987.

Según los últimos resultados publicados por Seguros Mercurio, correspodientes a 2008, la situación de la compañía se complicó en ese ejercicio tras los beneficios de 2007. La empresa registró unas pérdidas de 14,76 millones de euros, lo que le provocó que el margen de solvencia que se exige a las aseguradoras se situara por debajo del mínimo legal en 10,15 millones de euros. El volumen total de activo a cierre de 2008 ascendía a 70 millones de euros, de los que 9,7 millones estaban en efectivo en entidades financieras.

Futuro de Marsans

Sobre Marsans -cuyos mandos ha asumido personalmente Gonzalo Pascual tras la dimisión de su director general, José María Lucas, y el cese de varios consejeros-, el grupo está inmerso con sus bancos acreedores, entre los que se encuentran Santander, Sabadell, Caja Madrid, La Caixa y Banesto, en la refinanciación de una deuda de 120 millones. Además, también persigue la firma de un crédito de 40 millones adicionales para mantener su actividad. Sólo Air Comet debe cerca de 150 millones a otras empresas del grupo Marsans y 160 millones de euros a terceros.

Precisamente desde hoy, Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual figuran como administradores solidarios de Air Comet, tras el cese de varios consejeros delegados de la aerolínea, según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).