_
_
_
_

El Gobierno británico cree que la huelga de British Airways puede fulminar a la empresa

La compañía, que en noviembre firmó un plan de fusión con Iberia, asegura que ha perdido más de 57 millones el año pasado

El Gobierno británico afirmó hoy que la huelga convocada por el personal de cabina de British Airways (BA) durante siete días de marzo, en protesta contra el recorte de salarios y el cambio en las condiciones laborales propuestos por la dirección, pone en peligro el futuro de la aerolínea.

En declaraciones a la BBC, el ministro de Transporte, el laborista Andrew Adonis, pidió a Unite, el sindicato que representa a estos trabajadores -que votaron mayoritariamente en favor de los paros-, que vuelva a la mesa de negociación con British Airways.

"El impacto que esto tendrá no sólo será profundamente perjudicial para los pasajeros, sino que amenaza la misma existencia de British Airways", manifestó el ministro.

Más información
Iberia registra pérdidas netas de 273 millones tras 13 años de bonanza
Iberia sube un 3,1% tras el visto bueno de EE UU a la alianza con BA
Bruselas decidirá si impone restricciones a la alianza de Iberia
La alianza de Iberia plantea vender más permisos de vuelo
La triple alianza de Iberia propone vender hasta seis permisos de vuelo diarios en Londres

"Es mucho lo que está en juego con esta huelga. Deploro en los términos más absolutos la huelga, no sólo por el perjuicio y los inconvenientes que va a causar -algo desproporcionado en relación con lo que se negocia-, sino también por la amenaza que representa para una de las grandes compañías de este país", añadió.

Unite convocó siete jornadas de huelga, entre el 20 y el 22 de marzo, y entre el 27 y el 30 de marzo, después de que fracasaran las negociaciones entre la dirección de la empresa y los representantes sindicales para acordar un plan de reducción de costes.

El presidente de la aerolínea, Willie Walsh, acusó al sindicato de "intentar romper la compañía" y aseguró que la dirección hará lo posible para conseguir que operen el máximo número de vuelos durante esos días, con la ayuda de voluntarios -incluidos pilotos- y el arrendamiento a otras aerolíneas de sus aviones y sus tripulaciones.

BA anunció la suspensión de la venta de billetes para los días de los paros y afirmó que, a la espera de dar a conocer un listado con los vuelos que serán cancelados, los pasajeros afectados pueden cancelar su reserva o cambiarla para otras fechas sin recargo.

La aerolínea calculó, no obstante, que el 50 por ciento de los vuelos se verán afectados si los paros finalmente se realizan.

Sus directivos proponen eliminar 1.200 puestos de trabajo, reducir la dotación del personal de cabina en los viajes de larga distancia y congelar los sueldos de la plantilla durante al menos dos años, entre otras medidas, para acabar con la deuda de BA.

El secretario adjunto de Unite, Len McCluskey, aseguró que BA rechazó una oferta sindical que hubiera permitido el ahorro de 63 millones de libras que persigue la aerolínea a través de reducciones salariales y otras medidas y acusó a la dirección de "haber buscado siempre la confrontación" y de no querer llegar a un acuerdo.

Pese a lo alejado de las posturas, el ministro de Transporte indicó que "todavía hay un pequeño periodo de tiempo antes de que BA tenga que anunciar qué va a pasar con todos los vuelos que tendrían que ser cancelados a partir del sábado si hay huelga". "En este periodo, imploro al sindicato que se reúna con la dirección para ver si se puede encontrar una solución", manifestó.

British Airways, que el pasado mes de noviembre acordó un plan de fusión con Iberia, informó el mes pasado de unas pérdidas antes de impuestos en el último trimestre de 2009 de 50 millones de libras (57,3 millones de euros o 78,6 millones de dólares).

Aviones de la compañía British Airways, en el aeropuerto de Heathrow (Londres)
Aviones de la compañía British Airways, en el aeropuerto de Heathrow (Londres)ASSOCIATED PRESS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_