Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de los controladores franceses cancela 55 vuelos en España

Los funcionarios inician cinco días de paro contra la fusión de los servicios de control aéreo en el centro de Europa

La huelga de los controladores aéreos franceses, que se inició a las 6.00 horas y que se prolongará hasta el sábado 27, ha obligado a las aerolíneas a cancelar un total de 55 vuelos hasta las 16.30 horas, lo que supone el 27% de los 203 programados entre España y Francia, ha informado Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Concretamente, se anularon 26 operaciones de llegada a España y 27 de salida entre los 48 aeropuertos de la red de AENA y Francia a causa de la huelga de sus controladores, que está provocando restricciones en los vuelos con origen y destino al país vecino, especialmente desde Madrid-Barajas y El Prat. Entre las compañías más afectadas, se encuentran Air France, Iberia y Vueling.

AENA ha diseñado una ruta alternativa para absorber el tráfico entre España y el Reino Unido, Irlanda y el noroeste de Europa. La empresa pública ha detallado que hasta las 16.30 horas se habían operado 34 vuelos de salida a aeropuertos franceses y 29 de llegada y ha advertido de que también puede haber demoras en las rutas que sobrevuelen el espacio aéreo francés con destino a otros países europeos.

Esa reducción de la actividad en las dos plataformas de la capital ha limitado de forma especialmente significativa los vuelos interiores hasta el punto de que están completamente cerrados los aeropuertos de Pau, Biarritz, Grenoble, La Rochelle y Chambéry. Además, las dificultades para sobrevolar el espacio aéreo francés está motivando retrasos en las rutas que cruzan Europa, por lo que AENA recomienda a los pasajeros que se pongan en contacto con las aerolíneas para confirmar sus horarios.

Fuera de París, los aeropuertos menos afectados eran los de Niza y Lyon, donde se mantenían más de la mitad de las líneas previstas, al tiempo que en Burdeos y Aix-en-Provence se anularon el 50% de los despegues.

Los controladores franceses, que son funcionarios del Estado, están convocados al paro por cinco sindicatos (CGC, CGT, FO, Unsa, Iessa) en protesta por el proyecto de fusión de los servicios de control de tráfico aéreo de Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Suiza. Los sindicatos (el mayoritario SNCTA, con el 54%, no secunda la convocatoria) consideran que esa unión amenaza sus puestos de trabajo y su condición de funcionarios. El paro afectará de distinta forma en los diferentes aeropuertos y centros de control de ruta, siendo el de Burdeos uno de los que se prevé que más lo secunde.