Bernanke anuncia una moderación de las medidas de estímulo sin fijar plazos

El presidente de la Reserva Federal asegura que el banco central estudia una reducción de la masa monetaria en el mercado y una posterior subida de los intereses

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ha empezado con energías renovadas su segundo mandato al frente del banco central estadounidense. Este miércoles, en un discurso remitido al Comité Financiero del Senado ante la imposibiliad de comparecer debido a la gran tormenta de nieve que paraliza Washington, Bernanke ha asegurado que sopesa disminuir la masa monetaria como un primer paso para suprimir las medidas de estímulo, a lo que podrían seguir subidas de intereses, que se encuentran en niveles históricamente bajos (entre el 0 y el 0,2%).

Bernanke, de 56 años, que fue elegido no sin cierta oposición el mes pasado, deberá pilotar la recuperación de la economía estadounidense, cuyas previsiones de crecimiento son las más positivas desde 2006.

Más información
Bernanke, reelegido presidente de la Reserva Federal
La tasa de paro en EE UU baja al 9,7%
EE UU eleva su previsión de crecimiento al 2,7% para 2010

La Fed se plantea ir retirando las medidas extraordinarias que se adoptaron desde 2007, aunque no se ha especificado ningún plazo para hacerlo. "Aunque por ahora la economía estadounidense aún requiere el apoyo de políticas monetarias altamente laxas, en cierto momento la Reserva Federal tendrá que endurecer las condiciones financieras mediante una subida de los tipos de interés a corto plazo y la reducción de la cantidad de reservas bancarias", ha afirmado el jefe de la Fed. Bernanke ha informado de que la Reserva Federal podría poner a prueba diversos métodos para reducir el volumen de dinero que circula en el sistema financiero, primero en pequeñas cantidades, para preparar al mercado para una intervención mayor y garantizar que esos mecanismos funcionan.

Cuando el banco central estadounidense decida que es hora de llevar a cabo el ajuste monetario, esas operaciones serían ampliadas a gran escala, informó el titular de la Reserva Federal. Si las condiciones requieren una retirada más rápida de las medidas de estímulo económico, el banco central elevaría, además, el interés que paga a las entidades privadas por sus reservas.

Estados Unidos retomó el crecimiento en la segunda mitad del año pasado, pero el desempleo se mantiene en el 9,7%, una cifra muy alta para el país, cuyos mecanismos de asistencia a los desempleados son más débiles que en Europa.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS