Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de iPhone y Mac disparan los beneficios de Apple

La compañía, que mañana presenta su esperado nuevo ordenador 'tablet', duplicó sus beneficios en el último trimestre de 2009

Dos días antes del lanzamiento de su nuevo y esperado ordenador tablet con pantalla táctil, Apple informó ayer de que sus ganancias en el último trimestre de 2009 duplicaron a las obtenidas en el periodo del año anterior, fundamentalmente gracias a las ventas de ordenadores Macintosh y teléfonos iPhone. El beneficio neto fue de 3.380 millones de dólares (2.390 millones de euros), con un volumen de negocios que alcanzó la cifra récord de 15.680 millones de dólares (11.810 millones de euros), un 32% más que en los últimos tres meses de 2008.

Si se considera la facturación del conjunto del año, Apple supera ya los 50.000 millones de dólares (35.340 millones de euros) en ventas. Los buenos resultados tienen que ver sobre todo con unas ganancias navideñas superiores a lo previsto. La distribución del iPhone fue especialmente exitosa, con 8,7 millones de unidades vendidas, el doble que un año antes, aunque la cifra quedó ligeramente por debajo de los nueve millones pronosticados por los expertos. En este aumento tuvo que ver la introducción del producto en grandes mercados como China y Corea del Sur.

Las ventas de Macintosh crecieron por su parte un 33% respecto al trimestre anterior, hasta los 3,36 millones de unidades. Sin embargo, la distribución del reproductor digital iPod bajó un 8%, hasta los 21 millones, pese a la introducción del nuevo iPod Nano el pasado otoño, afectado, posiblemente, por la competencia del iPhone.

Poco después de conocerse estas cifras, las acciones de Apple, que ya durante el último trimestre de 2009 ganaron un 21%, reaccionaron con una subida del 1,2% en los mercados electrónicos, hasta situarse en 204,36 dólares (144.24 euros).

El nuevo 'tablet'

Las perspectivas para el próximo trimestre parecen también favorables a Apple, que mañana mismo lanza un nuevo producto, el tablet, que podría revolucionar el mercado de los ordenadores como hizo el iPhone con el de los teléfonos móviles. Aunque la compañía mantiene un absoluto mutismo al respecto, la prensa especializada augura que parecerá un iPhone de grandes dimensiones, con una pantalla táctil de 10,1 pulgadas, un teclado virtual y posibilidades de videoconferencia y libros electrónicos.

De hecho, los expertos consideran que el nuevo dispositivo será un serio competidor para los lectores de libros electrónicos, pues ofrecería, además de estas funciones, otros servicios limitados hoy a los ordenadores personales.

Los analistas calculan que se venderán entre dos y cinco millones de tablet en su primer año, tres veces más que todos los ordenadores de este tipo en el mercado durante el 2009, con una facturación estimada de 2.800 a 3.500 millones de dólares (2.000-2.500 millones de euros).