El FMI pide que se mantengan los planes de estímulo

Strauss-Kahn advierte del riesgo de recaída si las ayudas se retiran de forma prematura

El director gerente del Fondo Monetario Internaconal (FMI), Dominique Strauss-Kahn, ha advertido hoy del riesgo de que la economía mundial sufra una recaída y vuelva a experimentar una recesión en el caso de que la retirada de los estímulos públicos se lleve a cabo de manera prematura. A su juicio, una recaída en la recesión económica será más difícil de superar, por lo que ha pedido a los gobiernos que mantengan sus políticas de estímulo. Es más, el precio de una retirada precipitada sería demasiado alto para muchos países, que no podrán encontrar las herramientas para hacer frente a una recaída después de las agresivas respuestas tanto monetarias como fiscales ya empleadas.

Strauss-Kahn ha subrayado en una rueda de prensa en Tokio la importancia de encontrar una "estrategia de salida" viable para las ayudas y ha asegurado que éstas no deberían retirarse hasta que la demanda interna se recupere totalmente. "Alargar las medidas puede suponer un desperdicio de recursos, mientras que retirarlas demasiado tarde puede significar una recaída en la recesión", ha asegurado el jefe del FMI. "Si volvemos a sufrir una nueva bajada del crecimiento entonces no sé qué podemos hacer en términos de política monetaria. Será muy, muy difícil recuperarse", ha sentenciado. Asimismo, Strauss-Kahn ha dicho que la prioridad para 2010 debe ser la lucha contra el desempleo, ya que en su opinión la crisis económica mundial no estará resuelta hasta que no se recupere el mercado laboral.

Más información
Obama estudia un impuesto a la banca para recuperar el coste del rescate
Almunia defiende la retirada de las ayudas públicas a la economía a finales de 2010
Islandia someterá a referéndum la indemnización a los inversores

El director del FMI ha recordado que altos niveles de desempleo, alrededor del 10% de Estados Unidos y Europa o el 5% de Japón, pueden desembocar en "tensiones sociales" y una amenaza contra la democracia. Strauss-Kahn ha pedido a las economías emergentes y a las desarrolladas que mantengan el consenso alcanzado en las reuniones del G20 en Londres y Pittsburgh (EE UU) el pasado año, ya que "el consenso se puede desvanecer con la llegada del crecimiento".

"Esta crisis ha sido la prueba de que no hay soluciones nacionales a problemas globales", ha añadido. El economista francés ha recordado que el hecho de que muchas economías, especialmente las emergentes, hayan vuelto a los niveles de crecimiento de antes de la crisis se debe un control de los datos económicos, pero ha pedido que sigan reforzando los mecanismos de regulación y supervisión del sistema financiero.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS