Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE propone al FMI cobrar una tasa mundial a las transacciones financieras

Barroso afirma que "tiene sentido que el sector que creó tantos problemas y cuyos errores están sufriendo los contribuyentes" colaboren

Los líderes de la UE reunidos en Bruselas han acordado proponer al Fondo Monetario Internacional la creación de una tasa mundial a las transacciones financieras con el objetivo de promover una "gestión eficaz de los riesgos para evitar futuras crisis", según se recoge en un borrador de la cumbre que debe ser ratificado hoy por los jefes de Gobierno de los países miembros. "Tiene sentido que el sector que creó tantos problemas en el sistema y cuyos errores están sufriendo ahora los contribuyentes contribuyan de alguna manera", ha explicado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Un día después de que Francia y Alemania hayan respaldado la decisión de Reino Unido de cobrar unimpuesto del 50% a los sobresueldos de los banqueros, la UE quiere ahora ir un paso más allá en la reforma de los órganos de control y supervisión del sistema financiero internacional originada para evitar nuevas crisis con la reedición de esta especie de Tasa Tobin, propuesta del economista de Yale y ganador del Premio Nobel James Tobin que en su origen proponía la obligación de pagar un tributo por cambiar moneda.

Sin embargo, la implantación de este tributo tendría que aplicarse a nivel mundial para tener efecto y no incurrir en competencia desleal, tal y como ha admitido el propio Barroso, por lo que la UE trabajará para que "otros centros financieros se adhieran" a la propuesta, ha añadido. "No sería justo imponer cargos a nuestros operadores y que otros no lo hagan. Necesitamos llegar a un consenso, a un cierto nivel de acuerdo para establecer un mínimo. Si algún país quiere ir más allá, es su problema", ha explicado el jefe del Ejecutivo comunitario. No obstante, Estados Unidos ya ha rechazado en el seno del G-20 incorporar esta medida en las reformas.

Renovar el contrato social

"El Consejo Europeo destaca la importancia de renovar el contrato económico y social entre las instituciones financieras y la sociedad a la que sirven garantizando que los beneficios en tiempos de bonanza redunden en el bien público y estén protegidos del riesgo", señalan los líderes europeos en el texto. Por este motivo, añaden, solicitan al FMI que considere "todo el rango de opciones, incluyendo una tasa global a las transacciones financieras, operaciones de seguros o intercambio de fondos en su revisión" de los sistemas de control del sistema financiero.

Además, aunque en el documento no se hace referencia al impuesto promovido desde Londres a las primas de los banqueros, los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la UE advierten de que "las políticas de renumeración deberían fomentar una gestión correcta y efectiva de los riesgos para contribuir a prevenir futuras crisis económicas".

Zapatero descarta el impuesto a los bonus de Brown

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido hoy que en España ya se han tomado medidas para controlar las políticas de renumeración de los bancos y ha rechazado la aplicación del impuesto del 50% a los sobresueldos de los bancos que promueve Reino Unido y ha sido respaldada por Francia y Alemania. "Ya hemos tomado una iniciativa", ha respondido desde Bruselas a preguntas de los periodistas en referencia a la "reforma fiscal profunda" y la propuesta incluida en la futura Ley de Economía Sostenible sobre el control de los salarios.

"Nos parece -la forma- adecuada" y "va en la buena dirección", ha añadido Zapatero tras reconocer que, no obstante, esto "no quita para que haya otras posibles medidas en otros países".

La normativa presentada hace dos semanas y pendiente de aprobación por el Parlamento obligará a las empresas que coticen en Bolsa a poner a disposición de sus accionistas toda la información sobre las remuneraciones de directivos y ejecutivos, que deberán además ser votadas en las juntas generales de las sociedades, aunque no tendrán un carácter decisivo. Además, las entidades financieras deberán publicar información periódica sobre sus políticas de retribución de manera que "políticas de retribución centradas en el corto plazo no pongan en peligro al conjunto del sistema financiero".

Más información