Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La unión de dos grandes aerolíneas

La fusión de Iberia y British Airways provocará "recortes de empleo"

La aerolínea española registra unas pérdidas de 181,9 millones en el tercer trimestre

El consejero delegado de British Airways (BA), Willie Walsh, ha reconocido este viernes que podrían producirse nuevos ajustes de plantilla en la aerolínea tras la fusión acordada con Iberia. "No voy a negar que habrá algunos recortes de puestos", ha dicho el ejecutivo en una entrevista a la cadena Sky News.

De hecho, la propia aerolínea planea recortar 1.700 puestos de trabajo a partir de finales de este mes, dentro de un plan de ajuste de costes que incluye un expediente de 1.000 bajas voluntarias y la reducción a la mitad de la jornada laboral de 3.000 tripulantes de cabina. No obstante, ha querido trasladar a sus 30.000 empleados que el objetivo de la empresa pasa siempre por consolidar el empleo. "No creo que los trabajadores tengan que preocuparse", había sentenciado horas antes en una entrevista en la BBC.

Para Walsh, el acuerdo entre ambas aerolíneas es "una gran noticia para BA, así como para los clientes y accionistas de la compañía". Además, el futuro consejero delegado de la nueva compañía, que será la quinta del sector, ha resaltado que tanto Iberia como BA mantendrán sus marcas por separado y ha descartado que BA se "aleje" de sus compatriotas con la nueva operación.

Por su parte, Iberia ha estrenado el anuncio de fusión con unas pérdidas de 181,9 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a las ganancias de 51,1 millones de euros que registró en igual periodo de 2008, informó hoy la aerolínea a la Comisión Nacional de Valores (CNMV). A pesar de estos malos resultados, los inversores han apostado por el valor en Bolsa y, a la hora de la apertura del mercado, las acciones de Iberia lideraban las subidas en un Ibex en verde con un repunte del 3,33%.

En Londres, los títulos de British Airways también se colocaban al frente de las ganancias del selectivo británico

FTSE-100, con un repunte del 2,84%. Gracias a este avance de 6,10 peniques, las acciones se intercambiaban a 221,10 peniques.

Los ingresos de explotación de Iberia se situaron en 3.337,2 millones de euros, con un descenso del 19,5% respecto al periodo enero-septiembre de 2009. Excluyendo los ingresos no recurrentes, los ingresos de explotación de la aerolínea habrían caído un 19,1%, hasta 3.333 millones de euros, debido fundamentalmente a la reducción de los ingresos de tráfico aéreo, que cayeron un 21,9%, "muy afectados por la recesión económica".

La aerolínea obtuvo un beneficio de explotación antes de impuestos, intereses, amortizaiones y alquiler de flota (Ebitdar) de 69,7 millones de euros, un 81% menos que en igual periodo de 2008.

La compañía subrayó que el sector aéreo en España "se enfrenta a unas circunstancias "excepcionalmente difíciles", con un tráfico interno que está sufriendo el impacto de la recesión económica y la nueva competencia que supone las líneas del AVE, especialmente en el trayecto Madrid-Barceloa.

Estas condiciones se traducen en una caída en la ocupación de sus vuelos hasta octubre de 0,6 puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta el 80,1%. En las rutas de largo radio, el descenso fue de 2,4 puntos, hasta el 83,3%, según los datos publicados hoy por la aerolína.

La compañía, que no especifica el número de pasajeros transportados, registró a pesar de la competencia del AVE un aumento de la ocupación en las rutas domésticas hasta el 72,6%, 0,8 puntos porcentuales más con respecto a los diez primeros meses de 2008, mientras que en los vuelos de medio radio la cifra ascendió 2,2 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 76,3%.