Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McDonald's abandona Islandia

La grave crisis que sufre el país obliga a la cadena de restaurantes a cerrar su negocio

La grave crisis por la que atraviesa Islandia ha acabado con el sueño del centro económico emergente que asombró a la comunidad financiera y, con su fin, también se han evaporado las expectativas de algunas de las grandes multinacionales que desembarcaron en el país cuando tenía una de las mayores tasas de renta per cápita del mundo.

Tras la desbandada de los grupos de inversión británicos, que se pillaron los dedos y las carteras con el crac financiero islandés, ahora ha sido el gigante de la comida rápida, McDonald's el que ha cerrado todos sus locales y deja el país. Además, ha asegurado que no tiene intención de volver. La salida de la cadena de restaurantes hace que Islandia se una a Albania, Armenia y Bosnia-Herzegovina en el grupo de países europeos que aún no cuentan con los locales de Ronald McDonald.

El grupo Lyst Ehf, el operador de la franquicia, atribuye la decisión de echar el cierre a los tres restaurantes que regenta en Islandia al "clima económico altamente cambiante" y a la "complejidad única operativa" que presenta actuar en una isla de apenas 300.000 personas al borde del Cículo Polar Ártico.

Estas complejidades se traducen en que a McDonald's no le compensa pagar los elevados aranceles que Islandia ha impuesto a sus exportaciones, ya que trae la carne congelada y el resto de productos que necesita para fabricar sus hamburguesas desde Alemania, para venderlas después en coronas islandesas, divisa que se ha depreciado con fuerza desde que estalló la crisis.