Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Méndez y Díaz Ferrán escenifican sus diferencias en un acto público

El jefe de la patronal toma la palabra en una charla del líder sindical para defender la reforma laboral

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, han escenificado hoy las graves diferencias existentes entre los agentes sociales a la hora de abordar la difícil situación del mercado laboral y las respectivas recetas que proponen para superar la crisis con un enfrentamiento verbal en un acto público.

Durante la intervención de Méndez en un desayuno informativo en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, en el que ha criticado la actuación de las empresas y bancos frente a la crisis y su empeño en reclamar una reforma laborar, Gerardo Díaz Ferrán ha tomado palabra para reprocharle al líder sindical esta afirmación. "¿Si la CEOE, el Banco de España, la Comisión Europea, el BCE o el FMI coinciden en la necesidad de un marco laboral más moderno es que estamos todos equivocados?", le ha espetado a Méndez el jefe de la patronal.

Tras estas palabras, el secretario general de UGT ha elevado el tono de sus palabras y ha respondido a su compañero de mesa en el diálogo social que todas estas organizaciones se han equivocado al prever la crisis. "En el núcleo trascendental de su competencia, han cometido un error de bulto" que han llevado, primero al sistema financiero y luego al conjunto de la economía y con ello al mercado laboral, a la peor crisis en medio siglo. Por ello, ha reiterado su rechazo frontal a bajar las cotizaciones sociales, tal y como reclaman las empresas.

Donde Méndez sí ha abierto la puerta a un acuerdo es en el tema de las bonificaciones al empleo, que supera el 64% del gasto en políticas activas en esta materia. Así, se ha mostrado a favor de una reforma de las mismas para acotarlas a ciertos colectivos y transfiriendo recursos a los servicios públicos y a la formación, como vía para afrontar "la reforma más importante", la creación de empleo, y reabrir el diálogo social. "Puede que este sea un elemento pacífico para retomar sobre algo el diálogo tripartito", ha declarado.

Además de Díaz Ferrán, su homólogo al frente de Cepyme, Jesús Bárcenas, ha tomado la palabra para reclamar más protagonismo de la pequeña empresa en el diálogo social y ha llegado a decir que quizás su actual planteamiento, sin las pymes sentadas en la mesa, "no sirve". "Habrá que buscar un nuevo marco, unas nuevas relaciones, el modelo que diálogo que teníamos hace dos años era mejor que éste". En este caso, sus palabras han suscitado una mejor respuesta, ya que el secretario general de UGT se ha mostrado de acuerdo con este planteamiento, aunque se ha mostrado a favor de ser "más operativo" y centrarse en la negociación colectiva.