Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia multa con 1,3 millones al sector de la alimentación por el alza de precios de 2007

La comisión confirma que nueve asociaciones hicieron recomendaciones "objetivamente restrictivas de la competencia" para justificar las subidas ante los clientes

Tras sancionar a la interprofesional de los huevos y hacer lo propio apenas unos días después con las principales enseñas del pollo y el pan, la Comisión Nacional de Competencia ha anunciado su tercera multa por la fuerte subida de los precios de los alimentos básicos en verano de 2007.

Según ha comunicado el organismo que preside Luis Berenguer, la CNC ha impuesto una multa de 1,3 millones de euros a la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) y a otras ocho asociaciones del sector por diversas notas de prensa emitidas durante el verano de 2007 en las que hacían unas recomendaciones "objetivamente restrictivas de la competencia, con aptitud para distorsionar las condiciones competitivas del mercado". En dichas comunicaciones, las asociaciones sancionadas alertaban a la opinión pública sobre el encarecimiento por causas "estructurales" de ciertas materias primas que incidían al alza en el coste de sus productos.

Además de la FIAB, que deberá pagar 500.000 euros, la comisión ha multado a la Federación Española de Asociaciones del Dulce (FEAD) con 300.000 euros; a la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (Ceopan) con otros 270.000 euros; y la Asociación Española de Fabricantes de Pastas Alimenticias (Aefpa) con 52.000 euros. Otras de las organizaciones multadas son la Asociación Española de Fabricantes de Helados (AEFH), la Asociación Española de Fabricantes de Chocolates y Derivados del Cacao (Chocao) y la Asociación Española de Panificación y Pastelería de Marca (PPM), que tendrán que pagar 45.000 euros de multa cada una. Finalmente, la Asociación de Fabricantes de Salsas y Condimentos Preparados (AEFSyCP) tendrá que hacer frente a una multa de 37.000 euros y la de Harinas y Sémolas de España (Afhse) otros 15.000 euros.

No obstante, Competencia recuerda que varias de estas asociaciones estaban gestionadas por una misma entidad, que fue inspeccionada por la Dirección de Investigación. El organismo añade que las pesquisas permitieron confirmar que las organizaciones sancionadas llevaron a cabo una estrategia de comunicación e intercambio de información para coordinar sus actuaciones.

"El contenido, el lenguaje y la difusión de las notas de prensa contribuían a transmitir el mensaje de que era inevitable la traslación de los incrementos de costes a precios finales, lo que constituía una señal para que las empresas actuaran en un mismo sentido y para predisponer a los consumidores a aceptar los incrementos de precio", asegura la CNC.