Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solchaga: "Es imposible" recaudar 15.000 millones más

El ex ministro de Economía considera que la subida de impuestos no permitirá al Gobierno alcanzar su objetivo

Por mucho que suban los impuestos, "es imposible" que el Gobierno pueda recaudar 15.000 millones de euros más en la actual coyuntura de recesión económica. Es la opinión del ex ministro socialista de Economía Carlos Solchaga para quien, sin embargo, esa subida de impuestos es inevitable si no se quiere prolongar una situación de desequilibrio "insostenible" para las finanzas públicas. Un nivel de déficit del 10% del PIB, como se alcanzará este año, no puede mantenerse, a juicio del ex ministro.

Solchaga participó ayer en un encuentro organizado antes del verano por la Agrupación de Periodistas de Información Económica (APIE). Es decir, antes de que arreciaran las críticas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por su gestión de la crisis económica y la retirada de algunos de los más cualificados en la materia, como Pedro Solbes . El ex ministro de Felipe González considera que los orígenes de esta crisis no difieren de las anteriores y por tanto, debería tenerse más en cuenta la experiencia. Hizo además un llamamiento al Gobierno para que no dilapide el capital de "credibilidad" que ha representado Solbes estos años.

Solchaga no es partidario de subir los impuestos, salvo la retirada de los 400 euros (un "error" de partida, porque no se tradujo en más consumo, sino en más ahorro), y tampoco cree que subir el impuesto de las rentas del capital sirva para recaudar mucho. No está a favor de subir el IVA en una situación como la actual, en la que se puede resentir el consumo e incluso incentivar la economía sumergida. Pero considera que es peor no poner freno a un déficit fiscal tan alarmante como el actual. En especial cuando el Presupuesto es tan rígido por el lado de los gastos que apenas permite actuar sobre unos 20.000 o 30.000 millones de euros. Si no hay más remedio, "habrá que subir el IVA, pero dentro de unos límites", es decir, sin afectar a los tipos reducidos, matizó.

¿Los resultados? Dudosos, en cualquier caso en una situación de crisis económica. Para Solchaga, el Gobierno tiene dificultades añadidas a la hora de comunicar una decisión de por sí desagradable: "Es una desgracia que tengas un problema de discusión de una subida de impuestos que no has decidido, de la que todo el mundo opina y de la que no va a sacar mucho", aseguró. La política económica "está bien orientada, pero no siempre servida de la mejor manera", añadió.

Echa en falta una apuesta por reformas estructurales pendientes, como la de los alquileres de pisos -"hay que equilibrar los derechos del propietario y el inquilino"-, introducir verdadera competencia en la Ley de Comercio, en el sector transportes o en puertos y aeropuertos. Reformas que se completarían con la del mercado de trabajo, que en opinión de Solchaga, pasaría por compensar el coste del despido entre quienes tienen un puesto de trabajo fijo y los eventuales.

Para el ex ministro socialista la situación actual de paro no es "tan dramática" como sugieren las cifras. Si fuera así, afirmó, no habría tan pocas solicitudes de la nueva prestación de 420 euros. Lo dejó deliberadamente ahí. ¿Otoño caliente?, le preguntaron. "Yo sí que he vivido otoños calientes", recordó. Ahora no estamos en esas, vino a decir. Y menos como causa de unas elecciones anticipadas. Otra cuestión es que el Gobierno no logre las mayorías necesarias en el Parlamento. A esta dificultad se le une que el Gobierno de Zapatero, en opinión de Solchaga, no ha sabido sentar las bases para un acuerdo social, "de verdad, no trivial". Su pecado ha sido "no mantener un equilibrio entre empresarios y sindicatos".