Los ministros de Economía del G-20 apuestan por mantener las medidas anticrisis

Controlar los sueldos de los banqueros y dar una mayor voz a los países emergentes serán prioritarios.- El director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dice que se ve "el final del túnel"

Los responsables de Finanzas del G-20 han decidido mantener el paquete de medidas contra la crisis, además de continuar con el control sobre los sueldos de los banqueros, aunque no han consensuado un límite para los mismos. También han apostado por dar una mayor voz a los países emergentes, como India y China, en las instituciones financieras, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, aunque sin establecer ninguna medida concreta.

Los ministros de Economía y Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales del G-20 se han reunido en Londres para preparar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los próximos días 24 y 25 en Pittsburgh (EE UU). Al término del encuentro, el responsable de Finanzas británico, Alistair Darling, ha ratificado que la voluntad de todos los participantes sigue intacta. "Seguiremos aplicando las medidas de apoyo, incluidas las políticas monetarias y fiscales [aprobadas en otra cumbre celebrada en Londres el pasado mes de abril] hasta que garanticemos la recuperación", ha señalado Darling.

Más información

Por su parte, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, ha asegurado a la salida de la reunión que el mundo "no está fuera de la crisis" pese a que "se está viendo el final del túnel". Strauss-Khan ha recordado que los bancos centrales han ayudado a evitar una "posible catástrofe" económica global y se ha mostrado "impresionado por el nivel de consenso" alcanzado en el encuentro, el cual ha califcado de "muy positivo".

También se ha referido a los "signos de recuperación" el secretario estadounidense del Tesoro, Timothy Geithner, aunque ha hecho hincapié en los "otros desafíos significativos" que aún quedan por resolver, como las elevadas tasas de paro. "El desempleo es inaceptablemente alto. Las condiciones para su recupeación sostenible lideradas por la demanda privada -dijo- aún no se han establecido", ha añadido Geithner.

Declaración final

En el borrador de la declaración final, que se ha filtrado horas antes del término de la reunión, se puede leer que tanto los responsables de los bancos centrales como los ministros de finanzas están de acuerdo en mantener una política monetaria y fiscal "expansionista" todo el tiempo que sea necesaria, para no retrasar la recuperación de la peor crisis financiera después de la Segunda Guerra Mundial. "Vamos a continuar implementando de manera firme y decidida las medidas financieras necesarias y las políticas monetarias y fiscales expansionistas como la estabilidad de los precios y la sostenibilidad fiscal en el largo plazo hasta que la recuperación sea firme y segura", dice el borrador.

Los líderes económicos están de acuerdo en crear una estructura global que imponga unos controles mayores en los pagos a las instituciones financieras, para disuadir a los banqueros en llevar a cabo las inversiones de riesgo que provocaron el inicio de la crisis financiera en agosto de 2007, aunque no han logrado establecer medidas concretas. Estas medidas incluirían postergar los pagos de bonos a los ejecutivos y sujetarlos a la recuperación económica en el caso de que las cosas se compliquen. Sin embargo, el único compromiso al que han podido llegar es al estudio en profundidad de estas medidas por parte del Consejo de Estabilidad Financiera, un organismo internacional liderado por el presidente del Banco de Italia, Mario Draghi.

El objetivo de la reunión es preparar la cumbre al máximo nivel convocada para el 24 y el 25 de este mes en Pittsburg (Estados Unidos). Si las dos anteriores cumbres estuvieron marcadas por el colapso del sistema financiero, gráficamente representado en la quiebra del gigante Lehman Brothers, y por la entrada en recesión de las grandes potencias económicas, este nuevo encuentro se celebra bajo los auspicios de las primeras evidencias concretas de que la crisis ha tocado fondo, aunque existe el temor de que el tránsito desde el fondo hasta la superficie sea largo y penoso.

Foto de familia de los ministros de Finanzas del G-20 y otros países invitados, como España, después de la reunión que han mantenido hoy en Londres
Foto de familia de los ministros de Finanzas del G-20 y otros países invitados, como España, después de la reunión que han mantenido hoy en LondresREUTERS
Los líderes financieros del G-20 se comprometieron este sábado a mantener por ahora los paquetes de estímulo económico en marcha. También buscan aplicar controles más estrictos a las bonificaciones de los banqueros.AGENCIA ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción