Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Coyuntura económica

La AIE revisa ligeramente al alza la demanda de petróleo para 2009 y 2010

El tirón de los países desarrollados del Pacífico y Asia contrarrestan el lastre de EE UU y Europa

Después de que ayer la OPEP anunciase que espera una leve mejora de la demanda de petróleo para 2010, hoy ha sido la Agencia Internacional de la Energía (AIE) la responsable de dibujar un horizonte más optimista sobre un mercado clave para tomar el pulso a la situación económica.

Según el informe mensual del mercado del petróleo de la AIE, la razón del avance, al igual que para la organización de los países productores, está en el tirón de los miembros de la OCDE de la región del Pacífico y a los estados asiáticos en desarrollo.

Según sus cálculos, este impulso elevará la demanda un 1,6% hasta los 85,3 millones de barriles diarios, cuando las previsiones hablaban de unos 70 millones al día. En cualquier caso, un nivel todavía inferior al de 2008, cuando el traspaso de la crisis financiera a la economía real se saldó con un retroceso de más de medio punto en el consumo de crudo hasta niveles de 1982. Para 2009, con la recesión tirando a la baja de la demanda desde enero, la agencia prevé ahora que el consumo global de petróleo caiga un 2,7%, casi dos décimas más que en su anterior informe.

La economía se estabiliza

Aunque el organismo mantiene sus dudas sobre el final de la recesión económica, reconoce que los indicadores muestran que "la economía global puede estabilizarse" aunque, advierte, "resulta evidente que el crecimiento se reducirá fuertemente antes del término de este año" y que es pronto para hablar de que se ha tocado fondo. Tal y como demuestran los últimos indicadores de producción industrial, que solo alcanzan valores positivos en China e India.

"En todos los demás lugares, el crecimiento de la producción industrial permanece firmemente en territorio negativo, aun cuando el ritmo del declive se ha ralentizado algo, especialmente en Japón y Rusia", mientras que la producción industrial "parece no haber alcanzado su suelo en Estados Unidos", añade la AIE.

En este sentido, para los países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las previsiones de la demanda de petróleo de la AIE para 2010 solo aumentan un 0,1%, lo que supone unos 30.000 barriles diarios más, comparado con 2009, mientras que en el ejercicio actual, la demanda crecerá en 20.000 barriles diarios, una caída de un 5,2% respecto a 2008. El pasado ejercicio fue, precisamente, el primero en la historia en el que los gigantes asiáticos y países en desarrollo consumieron en su conjunto más hidrocarburos que los desarrollados.