Obama pagará otros 694 millones por la recapitalización de AIG

La reestructuración de la aseguradora, de la que el Gobierno de EE UU tiene el 80%, aumentará los ingresos de bancos y asesores legales y financieros

La recapitalización de AIG costará al Gobierno estadounidense alrededor de 1.000 millones de dólares (694 millones de euros) en sueldos de asesores. Después de haber invertido más de 100.000 millones de dólares (unos 69.477 de euros) en la nacionalización de la aseguradora, la Reserva Federal (Fed) ha contratado a firmas como Morgan Stanley, Goldman Sachs, Bank of America o JP Morgan, para que gestionen la venta del 80% de la entidad, ahora en manos del Estado, según publica hoy The Wall Street Journal (WSJ).

La paradoja es que algunas de las asesoras a las que la Administración de Barack Obama ha rescatado de la crisis serán ahora las encargadas de hacer reflotar a AIG sin la ayuda pública. El plan de reconversión contempla el desmembramiento del gigante estadounidense y la posterior salida a bolsa de cada una de sus partes en tres tandas. El total de las operaciones podría suponer una caja de 570 millones (395.8 millones de euros) para las empresas que participen.

Más información
AIG pagará más primas a sus directivos

La gestión de las ofertas públicas puede generar ingresos por unos 75 millones de dólares (52 millones, en euros) para el grupo de bancos formado por Goldman, Bank of America y JP Morgan, entre otros, mientras Morgan Stanley -a quien la Fed ha pagado ya 10 millones de dólares (6,9 millones de euros) por sus servicios- cobrará 45 millones (unos 34 millones de euros) sólo por gestionar la venta de acciones en el mercado asiático, la primera de las actuaciones, según los cálculos de WSJ. Entre estas firmas, excepto Goldman, suman 45.000 millones de dólares (34.000 millones de euros) en inyecciones de capital por parte del Estado para hacer frente a la recesión.

Otras entidades que se beneficiarán del regreso al mercado libre de AIG serán Deustche Bank, que se encargará, junto a Morgan Stanley, de la venta de acciones de la unidad asiática; BlackRock, contratada para gestionar, durante los próximos tres o cinco años, los 35.000 millones (unos 24.230 millones de euros) que la aseguradora tiene en activos tóxicos, por lo que se embolsará entre 50,5 y 140,5 millones de dólares (de 35 a 97,5 millones, en eruos); el despacho de abogados Davis Polk & Wardwell, cuyos honorarios llegan a los 950 dólares (659 euros) por hora (con un 10% de descuento); y la firma contable Ernst & Young, que cobrará entre 10 millones y 60 millones de dólares (entre 6,9 y 41,6 millones de euros). De momento, el Gobierno ha desembolsado ya alrededor de 75 millones de dólares (52 millones de euros) en salarios pagados a las empresas contratadas.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS