_
_
_
_
_

La caída de precios de los televisores recorta a un tercio el beneficio de Sony España

Las ventas cayeron un 13,51%, algo menos que la media del sector, que es de un 15%

La multinacional Sony, que hace pocos meses garantizó la continuidad de su planta en Viladecavalls (Barcelona) durante dos años, sigue pagando la factura del desplome de los precios de los productos de la electrónica de consumo. El aumento de las ventas de televisores en un 20% en el último ejercicio fiscal, que terminó el pasado abril para esta empresa, no pudo compensar el retroceso del 25% de los precios, y el beneficio, pese a existir, se ha quedado en un tercio respecto del obtenido el año anterior.

La ganancia de Sony en España fue de 7,05 millones de euros, frente a los 23,43 millones de 2007. Pedro Navarrete, primer ejecutivo del grupo, celebró el resultado "teniendo en cuenta el actual entorno económico y el retroceso del consumo". Las ventas cayeron un 13,51%, algo menos que la media del sector (-15%), y se situaron en 2.148,22 millones. Navarrete calificó de "lujo" haber podido amarrar la continuidad de la fábrica catalana, que compite directamente con la que Sony tiene en Nitra (Eslovaquia), en las actuales circunstancias. El excedente de 93 trabajadores se ha cubierto con bajas voluntarias.

Sony había presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) que inicialmente afectaba a 275 trabajadores y luego a 93. Finalmente, lo retiró. Entre las medidas pactadas con la plantilla para esta retirada figura la congelación salarial.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_