Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La BBC hace públicos los salarios y gastos de sus ejecutivos

El director general del ente cobró 3.900 euros del erario por interrumpir sus vacaciones y volver al trabajo

La emisora pública británica British Broadcasting Corporation (BBC) hará públicos datos sobre los salarios y los gastos de sus cien principales ejecutivos y hoy ha empezado por los 50 primeros. Los datos están disponibles en su web desde 2004 a 2008.

La iniciativa ha partido del director general del ente, Mark Thompson, quien, en una intervención pública en Manchester, avanzó que también se difundirá, en septiembre, la cifra total de los sueldos de las grandes estrellas de la cadena, aunque, eso sí, no se especificará lo que gana cada una de ellas de forma individual.

Hoteles y vuelos aparte

Los gastos se refieren únicamente a lo que los jefes pagaron de su bolsillo y que luego reclamaron como gastos. Así que no incluyen ni vuelos, ni hoteles ni otros estipendios pagados directamente por la BBC. Lo más curioso es el caso del propio Thompson, que cobró 2.236.90 libras (2.623,72 euros) del erario por interrumpir sus vacaciones y volver al trabajo el pasado octubre. Estaba con su familia en Sicilia. La razón fue "tratar el asunto relacionado con el espectáculo de Russell Brand", la broma telefónica de tintes sexuales entre dos presentadores que provocó una gran cantidad de quejas. También pasó una factura de un vuelo de Maine a Boston -1,277.71 libras, 1,496.32 euros- en agosto de 2004 por interrumpir un viaje familiar y volver a Londres para "un asunto urgente de la plantilla". En total, más de 3.900 euros.

Otras facturas que llaman la atención son 99.99 libras (116,988 euros) que el propio Thompson gastó en una botellas de champán enviada a Bruce Forsyth por su 80 cumpleaños el año pasado. La revelación de los detalles financieros de los ejecutivos es, en particular, un paso más en el intento de la BBC de ser más transparente -que empezó con la publicación de los sueldos de los miembros de la junta directiva- y, en general, en la ola de indicación pública provocada por el escándalo de los gastos de los diputados y miembros del Gobierno. "Las exigencias públicas sobre la transparencia, la honradez y lo que se hace con el dinero son más incisivas e insistentes que nunca antes", ha reconocido Thompson.

La información sobre sueldos y dietas de los cien directivos se publicará trimestralmente a partir de septiembre, aunque la emisora ya ha colgado hoy un adelanto. Hasta ahora, la cadena pública daba a conocer solamente salarios y gastos de los componentes de la junta directiva y del BBC Trust, el organismo que supervisa su actividad. Fueron estos órganos lo que recomendaron al director general ir más allá en la publicación de la información financiera para que los ciudadanos, que sufragan a la cadena con el pago de una licencia, vean en qué se invierte su dinero.

Entre el centenar de nuevos ejecutivos cuyo sueldo se ha hecho público están "las 50 personas en la dirección que más ganan" y los "50 con más responsabilidad en la toma de decisiones", encargados de invertir el dinero público y de supervisar los servicios y operaciones de la emisora. Sobre la decisión de no dar datos individuales sobre los fichajes estrella, Thompson se ha justificado diciendo que hacerlo conllevaría el riesgo de que éstas migraran a otros canales donde se les garantizara confidencialidad.