Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander espera elevar los beneficios este año

Hasta marzo pasado, la entidad ha elevado el beneficio del 5% hasta los 2.096 millones de euros, más de lo que esperaban los analistas

En mitad de la recesión económica, el primer banco del mundo por beneficios, el Santander , espera ganar este año "algo más de lo logrado en 2008", según palabras del vicepresidente y consejero delegado, Alfredo Sáenz. El año pasado obtuvo 8.876 millones. Hasta marzo pasado, la entidad ha elevado el beneficio del 5% hasta los 2.096 millones de euros, más de lo que esperaban los analistas. Según el banco, la caída del resultado se debe a las mayores provisiones realizadas ante posibles créditos fallidos, que crecieron un 73,2%, así como a la depreciación del dólar y la libra esterlina respecto al euro.

La morosidad sigue como uno de los temas más preocupantes para la entidad, aunque hasta la fecha se sitúa entre las más bajas del sector, con un 2,49%. En España es del 3,14%, similar a la de Latinoamérica, aunque Sáenz se comprometió a cerrar el ejercicio "muy por debajo del 4,5% que anunciamos en enero. Hemos mejorado algunos procesos en los que trabajamos contra los morosos en España y podemos cerrar el ejercicio mejor de lo que anunciamos". Esta mejoría en los impagados no implica que el Santander espere signos positivos en la economía. También continúa adquiriendo inmuebles en riesgo de impago y acumula una cartera de ladrillos de 4.000 millones hasta marzo. Espera no incrementar más estas compras.

Alfredo Sáenz defiende que la morosidad no llegará a superar el 4,5% a finales de año

Sáenz comentó que "no está previsto " realizar nuevas adquisiciones ni en Europa ni fuera de Europa este año

Pero un factor clave para la mejoría de las cuentas del Santander es el margen que obtiene con los créditos. El desplome de los tipos de interés no ha evitado que suba el precio de los créditos "porque hay que pagar la prima de riesgo", según el consejero delegado. El hecho es que entre lo que paga por los depósitos y lo que cobra por los créditos, la entidad obtiene 4,65 puntos de ganancia media en todo el grupo. La actividad comercial ha sido fuerte, con una subida de los créditos del 18% frente al 10,5% de los créditos. Además, los costes se han mantenido estables, si no se tiene en cuenta las últimas adquisiciones en el Reino Unido y el Sovereign de Estados Unidos (perdió 20 millones hasta marzo), que están en proceso de integración y recorte de gastos. Así los ingresos han subido un 10% y los costes sólo lo han hecho en un 2%.

Sin compras previstas

Por otro Sáenz comentó que "no está previsto " realizar nuevas adquisiciones ni en Europa ni fuera de Europa este año y descartó las ampliaciones de capital "porque generamos nuestro propio capital con la actividad ordinaria". En este sentido, el core capital -capital y reservas en relación a los riesgos asumidos- del grupo financiero se situó en el 7,3% frente al 6,1% de un año antes, en tanto que el Tier 1 -core capital más participaciones preferentes- cerró marzo en el 8,9%, frente al 7,5% anterior.

El número dos del banco afirmó que espera "seguir pagando dividendos en efectivo y mantener un pay out (porcentaje de beneficios que se destinan al reparto entre accionistas) en el entorno del 50%". Además, la calidad del crédito le permitirá no cortar el grifo y seguir financiando a pymes y empresas si los proyectos son solventes "porque sentimos la presión de la sociedad y por la propia responsabilidad nuestra. El problema es que se han retirado algunos del mercado" (en alusión a entidades competidoras) "y algunos no clientes nos piden crédito, pero no podemos dárselo porque no tenemos historial ni datos suficientes", apuntó Sáenz.

Fuera de los resultados y sobre la reestructuración del sector, Sáenz ha respaldado la hoja de ruta y el fondo de ayuda a las cajas de ahorros que prepara el Gobierno, si bien ha advertido de que la reestructuración del sistema debe acometerse entre sectores, es decir, entre cajas y entre bancos, pero sin mezclar ambos.

Evolución del sector

Con estos resultados, las cinco grandes entidades financieras que operan en España (Santander, BBVA, la Caixa, Caja Madrid y Banco Popular) han reducido sus beneficios un 18% hasta los 4.483 millones de euros en el primer trimestre. Sin contar con estos y otros efectos extraordinarios, el beneficio neto trimestral se hubiera mantenido prácticamente igual que el año anterior, sostiene el Santander, que añade que la ganancia creció, no obstante, un 8% respecto a la obtenida en el cuarto trimestre de 2008.

Mejoran el ratio de eficiencia y el margen neto El Santander ha concedido 231.211 millones de euros en créditos a otros sectores residentes (familias y empresas) durante los tres primeros meses del año, en tanto que los créditos con garantía real, que incluyen las hipotecas, sumaban 124.421 millones, prácticamente la misma cifra que en el ejercicio anterior. Estos resultados han sido elaborados según la nueva normativa contable del Banco de España, que recupera las figuras de 2008.

En cuanto al ahorro, el grupo gestionó recursos de sus clientes por valor de 874.989 millones de euros, un 10% más que un año antes, entre los que destaca el incremento del 18,4% de los recursos en balance, que alcanzaron los 745.724 millones. Sin embargo, los recursos situados fuera de balance bajaron un 20%, afectados por la caída del 24% de los fondos de inversión y por el retroceso del 8% de los fondos de pensiones, en tanto que los seguros de ahorro-inversión crecieron el 31%.

La gran banca gana un 18% menos entre enero y marzo

Los beneficios del Santander cierran la presentación de resultados de las cinco grandes entidades financieras de España (Santander, BBVA, la Caixa, Caja Madrid y Banco Popular), que han reducido sus ganancias un 18% en el primer trimestre del ejercicio hasta los 4.483,1 millones de euros.

La banca ha seguido ganando, pero la crisis no ha pasado de largo por ella, ya que ha aumentado sus pérdidas por el deterioro de activos y ha tenido que destinar un mayor importe a provisiones ante el galopante incremento de la morosidad, lo que ha mercado su cuenta de resultados.

Frente a los 2.096 millones de beneficio del Santander (una caída del 5%), el BBVA ganó 1.238 millones (un 36,6% menos), la Caixa 567 millones (9,3%) y el Popular (un 30,7%). La única entidad cuyo beneficio avanzó con respecto al primer trimestre del año pasado fue Caja Madrid, que mejoró sus resultados un 1,1% hasta los 357,4 millones de euros.

BBVA coloca en una hora la mayor emisión de bonos desde el inicio de la crisis

BBVA ha colocado en apenas una hora una emisión de bonos a tres años sin aval del Estado por importe total de 2.000 millones de euros, según han informado en fuentes del mercado. La emisión, con un precio de referencia final de mid swap más 150 puntos básicos, es la mayor realizada por una entidad financiera en Europa y en España desde que se inició la crisis financiera.

En apenas una hora, la demanda de más 300 inversores superó los 4.000 millones de euros, de los que finalmente se han colocado 2.000 millones de euros. El director financiero de BBVA, Manuel González Cid ha señalado que la operación "es la mejor evidencia empírica de la solidez y de la confianza del mercado en BBVA". El propio BBVA, Deutsche Bank, AG, Goldman Sachs Group Inc., HSBC Holdings Plc y Natixis han dirigido la operación.

El consejero delegado de BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, señaló ayer que el banco realizará emisiones de deuda pública en los próximos meses cuando se den las circunstancias, pero descartó realizar una ampliación de capital porque no lo necesita.

"Tenemos capacidad de emitir y podríamos hacerlo en cualquier momento. Incluso lo hicimos en mercados complejos", subrayó ayer Goirigolzarri, quien añadió, no obstante, que las emisiones dependen de "razones oportunitas", cuando se vea que se dan las condiciones.

Más información