Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Resultados en el sector bancario

La crisis reduce los beneficios de Banesto un 3,1% hasta marzo

El repunte de la morosidad al 1,9% y las dotaciones moderan las ganancias a 210 millones. -El banco vende el 15% de sus inmuebles por 150 millones

El banco Banesto obtuvo un beneficio neto atribuido de 210,85 millones de euros en el primer trimestre de 2009, lo que representa una caída del 3,1% en comparación con los 217,62 millones ganados un año antes, debido, según ha explicado la filial del Santander, al actual entorno "recesivo". Tras presentar sus resultados, mejores de lo esperado por el mercado y que están "absolutamente en línea" con los objetivos del banco, sus acciones subían un 3,36% a media sesión.

Además, el director financiero de Banesto, Juan Delibes, ha destacado en la presentación de resultados que la entidad no ha realizado ninguna emisión de deuda con aval del Estado ni tiene previsto hacerlo "en el corto plazo", dado que tiene unos niveles de liquidez "suficientemente holgados".

Según Delibes, el banco que preside Ana Patricia Botín solo ha participado en el Fondo de Adquisición de Activos impulsado por el Gobierno con dos emisiones de cédulas con un valor conjunto de 1.300 millones de euros. Por su parte, el consejero delegado de la entidad, José García Cantera ha anunciado además que la entidad ha vendido en el primer trimestre del año aproximadamente el 15% de la cartera de inmuebles que tiene en stock, por un valor de 150 millones de euros.

Banesto, que ha cumplido con su tradición de abrir la ronda de resultados del sector en España, refleja que la morosidad, una de las principales preocupaciones de bancos y cajas, creció entre enero y marzo hasta el 1,97%, más del triple que el 0,59% registrado hace un año debido al "deterioro de la situación económica", aunque se mantiene por debajo de la media del sector (3,17% hasta enero). Además, según sus previsiones seguirá creciendo hasta alcanzar el 3,5% a final de año. La tasa de cobertura se ha deteriorado del 266,53% al 83,61%, pero también se mantiene por encima de la media del sector bancario español (74%).

Este repunte de la morosidad motivó un incremento del 30% en las dotaciones realizadas por la entidad para cubrir insolvencias, que alcanzaron los 79,7 millones. En 2008, el banco dirigido por Ana Patricia Botín destinó a este concepto un total de 185 millones, lo que tambien condicionó sus resultados anuales pero no le impidieron cerrar el pasado ejercicio, un "año más difícil de lo esperado" según su presidenta, con un avance de beneficios del 2% hasta los 779,8 millones.

Por lo que respecta ya al primer trimestre del año, el banco explica que la ganancia recurrente -fruto de la actividad normal del banco- del primer trimestre creció un 3,4%, lo que permitió realizar una dotación extraordinaria de 20 millones de euros para fortalecer su patrimonio. Otro de los apartados que ha pasado a un primer plano por la crisis, la concesión de créditos, en este trimestre "ha persistido la tendencia de una menor demanda del crédito" en el mercado, que se ha traducido en un incremento del 2% en este negocio, que alcanzó un volumen de 76.818 millones de euros.

Los fondos de los clientes frenan su caída

Por su parte, los recursos de clientes consignados en balance sumaban, al cierre de marzo, 59.122 millones de euros tras crecer casi el 12%, en tanto que los fondos que la entidad gestionaba fuera del balance ascendían a 9.845 millones, un 1% más que al término del pasado ejercicio, con lo que la entidad considera que ya están frenando su caída. Además, mantiene su nivel de capitalización en torno a 1.800 millones de euros, por encima de los mínimos exigidos.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta de resultados, presentados por primera vez con arreglo a la nueva circular contable del Banco de España, el de intereses (antes llamado de intermediación) creció un 7,9%, hasta 418,4 millones de euros, en tanto que el bruto (antes ordinario), que añade los 153,3 millones de euros de ingresos por comisiones, alcanzó 625,3 millones de euros, un 3,8% más. La entidad explica que las comisiones cayeron el 3,8% "exclusivamente" debido a la salida de fondos de inversión y de pensiones gestionados.

Tras restar los gastos de explotación, que sumaron 248,72 millones y crecieron un 2,1%, el margen de explotación -el que mejor refleja la evolución del negocio típico bancario- se situó en 376,6 millones de euros, un 5% más. Además, la contención de los costes a la que la entidad sigue dedicando mucho esfuerzo permitió una mejora en el ratio de eficiencia, que bajó hasta el 40,3% desde el 41,7% con que cerró el mismo trimestre del anterior ejercicio. Por áreas de negocio, la banca doméstica (comercial y corporativa) generó unos ingresos de 566,7 millones de euros tras crecer el 5% respecto a 2007 y representó el 90,6% del margen ordinario del Grupo.