Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los efectos de la crisis en EE UU

La Fed comprará un billón de dólares en letras del Tesoro y activos hipotecarios

La Reserva Federal de EE UU anuncia una inversión mayor de lo previsto para intentar revitalizar el mercado crediticio.- Mantiene los tipos entre el 0% y el 0,25%

La Reserva Federal de EE UU (Fed) ha reconocido que la crisis sigue profundizándose en EE UU y ha anunciado una partida extra de un billón de dólares (trillion en el comunicado en inglés) en inyecciones al mercado hipotecario y en compra de letras del Tesoro de EE UU. La decisión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed incluye la compra de 300.000 millones en deuda pública "al final de la próxima semana" y durante los próximos seis meses y hasta 750.000 millones en bonos del mercado hipotecario asegurados por el gobierno, lo que supone una inyección muy superior a los 500.000 previstos en un principio, según informa The New York Times.

"La pérdida de trabajos, el declive de la igualdad y de la riqueza en el mercado inmobiliario y el endurecimiento de las condiciones de crédito han pesado en la voluntad de gasto del consumidor", asegura la Fed en su comunicado, en el que reitera su intención de "emplear todas las herramientas disponibles para promover la recuperación económica y preservar la estabilidad de los precios".

En sus esfuerzos por revitalizar el mercado de créditos la Fed ya había inyectado 2 billones de dólares antes incluso de la decisión.

Después de más de medio día en rojo el índice de Industriales de Wall Street se ha dado la vuelta tras hacerse pública la decisión de la Fed y a media hora del cierre se anotaba algo más de un 0,40%.

Mala coyuntura

La decisión de la Fed pretende combatir el empeoramiento de la coyuntura después de que los últimos datos mostraran una contracción anualizada de la economía estadounidense en el cuarto trimestre de 2008 alcanzó el 6,2%, su peor dato desde el primer trimestre de 1982. Además, la economía estadounidense destruyó 651.000 puestos de trabajo en febrero y elevó su tasa de desempleo hasta el 8,1%, lo que supone el nivel de paro más alto en EEUU desde diciembre de 1983.

Por otro lado, la Fed ha decidido dejar los tipos de interés tal como estaban, decisión esperada ante el poco margen que le dejaban unos tipos que se encuentran entre el 0% y el 0,25% desde mediados de diciembre de 2008.