Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU incrementa la ayuda a AIG al tiempo que la aseguradora anuncia pérdidas récord

El Gobierno inyecta otros en 23.800 millones de euros, que se suman a los cerca de 120.000 de septiembre.- La aseguradora ha perdido más de 48.000 millones en el último trimestre y el 99% de su valor en bolsa en 12 meses

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado hoy que otorgará otros 30.000 millones de dólares (23.840 millones de euros) a la aseguradora American International Group (AIG) para "estabilizar a esta compañía sistemáticamente importante", en un momento en el que la empresa ha anunciado la mayor pérdida trimestral de su historia.

AIG proporciona protección aseguradora a unas 100.000 entidades y de una u otra manera tiene relación con cien millones de estadounidenses. La compañía ha necesitado de esta nueva inyección tras fracasar a la hora de vender algunas de sus filiales y conseguir la financiación necesaria para devolver el dinero recibido del gobierno en septiembre. La situación no es muy halagüeña y la mayoría de los analistas creen que volverá a necesitar ayuda si los mercados no reaccionan. La caída del valor de las acciones, que se inició en agosto, ha llevado a AIG a perder el 99% de su valor bursátil en los últimos 12 meses. Sin embargo, la noticia ha sido bien recibida por los inversores y sus acciones han cotizado 'en verde' durante toda la sesión en un día en el que Wall Street registraba mínimos de 1997.

Mientras la aseguradora anunciaba hoy pérdidas de 61.700 millones de dólares (más de 48.950 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2008, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha facilitado los detalles de la operación. de ayuda. En ella, este organismo cambiará sus acciones por valor de 40.000 millones de dólares (31.736 millones de euros) por otras con condiciones revisadas y que se acercan más a participaciones comunes en el capital.

El nuevo rescate, que cambia los términos de un salvamento anterior de 150.000 millones de dólares (119.032 millones de euros), es el ejemplo más reciente de cómo las autoridades federales están teniendo que remodelar la asistencia para las principales instituciones financieras mientras la crisis global se profundiza, siguiendo siempre la idea general de que lo verdaderamente peligroso es "no hacer nada", como ha dicho en varias ocasiones Barack Obama.

Pérdidas millonarias

AIG, que disponía de 74 millones de clientes a finales de 2007, ha desvelado que ha perdido negocios y que tiene problemas para encontrar nuevos clientes desde que fue rescatada por primera vez en septiembre tras la mala gestión en hipotecas, que dejaron a la firma al borde del colapso. Los problemas, sin embargo, vienen de lejos y en junio las pérdidas ya le costaron el puesto al consejero delegado Martin Sullivan.

En aquella ocasión, el Gobierno intervino con un rescate de 85.000 millones de dólares (casi 67.500 millones de euros), y posteriormente le ofreció financiación adicional, ampliando su ayuda a 123.000 millones de dólares (casi 97.630 millones de euros). Luego, en noviembre, el Gobierno tuvo que revisar su paquete de rescate elevando la ayuda total a alrededor de 150.000 millones de dólares (119.080 millones de euros).