Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander y Unión Fenosa ponen en venta su participación en Cepsa con un 32% de descuento

Cepsa cierra a 39,05 euros frente a los 52,10 de ayer.- La petrolera se desploma tras confirmarse las negociaciones de dos de sus principales accionistas para vender sus participaciones

La petrolera Cepsa se ha reincorporado a la Bolsa española con una caída de sus acciones de hasta el 40,50% o 31 euros, después de conocerse que el Santander y Unión Fenosa negocian la venta de su paquete accionarial a un precio de entre 30 y 35 euros por título, lo que representa un descuento del 32% frente a su precio de ayer (52,10 euros). No obstante, ha moderado su descenso hasta el 25,05 con el cotizaba al cierre.

Las acciones de Cepsa, que no llegaron a intercambiarse hasta las 11.04 horas, cuando fueron suspendidas de negociación por la CNMV, volvieron a cotizar a las 11.40 con un fuerte descenso -el mayor del mercado- con lo que han cerrado a 39, 05 euros, frente a los 52,10 euros a los que terminaron la sesión de ayer.

Precisamente, la bolsa tuvo que ampliar hoy los rangos de cotización de Cepsa por su elevada volatilidad, después de que el Santander confirmara que negocia vender el 31,6% del capital a un precio muy por debajo de su cotización de los últimos meses.

De hecho, Cepsa llegó a tocar los 71,95 euros en agosto de 2007, un precio del que no se había alejado excesivamente desde entonces pese a los altibajos de otras petroleras. Prueba de ello es que el pasado lunes la petrolera participada por Total y el Santander cerró a 66,75 euros, frente a los 67,60 euros a los que cerró 2008. Según ha informado el banco a la CNMV, por el momento no han alcanzado ningún acuerdo de venta, aunque no especifican la compañía con la que mantienen negociaciones.

Por otra parte, la eléctrica ha comunicado a la comisión que el pasado 5 de septiembre otorgó al Santander un mandato para la venta conjunta del 36,5% que, entre ambas sociedad, poseen en Cepsa, por lo que se ciñe a la información que sobre este particular ha remitido la entidad bancaria al regulador.

Los posibles compradores

El banco encargado de buscar posibles interesados en comprar estas participaciones es Rothschild, y el grupo con el que hasta el momento se ha negociado con mayor intensidad un acuerdo ha sido la petrolera de Abu Dhabi IPIC, que ya cuenta con un 9% en Cepsa.

La valoración de las acciones de Cepsa en entre 30 y 35 euros supone que el Santander obtendría un máximo de 2.959 millones de euros por su participación, mientras que Unión Fenosa ingresaría otros 468 millones. La horquilla de la negociación supone además valorar en entre 8.027 millones y 9.365 millones el conjunto de Cepsa frente a los 13.940 millones que valía en el momento de la suspensión de la cotización, cuando las acciones se cambiaban por 52,10 euros.

En este sentido, el grupo presidido por Emilio Botín, que logró cerrar 2008 con un core capital del 7,23%, elevará este ratio gracias a la liberación de capital que se producirá con la venta de Cepsa, aunque el mercado espera que no alcance la cota del 7,5%, una cifra que en cualquier caso es mejor que la de muchos grandes bancos europeos.