Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teléfono móvil, el banco de los pobres

La Fundación de Bill Gates promueve un proyecto que permitirá que las personas sin recursos ahorren a través de un programa bancario en el móvil

Hay más de mil millones de personas con teléfono móvil, pero sin cuenta bancaria. Muchos sobreviven con dos dólares al día e, incluso con estos pobres ingresos, necesitan ahorrar para los días en que esos dos dólares no llegan. El teléfono y una tienda de su pueblo pueden servirles para ello. La Fundación Bill y Melinda Gates ha donado 12,5 millones de dólares a la GSMA (asociación de operadoras de telefonía) para promover este proyecto.

Ignasi Mas es el subdirector de servicios financieros para la pobreza de la fundación. Lleva unas pocas semanas trabajando en ella pero muestra un entusiasmo total con la idea. Conoce el panorama porque ha estado en el Banco Mundial. "La infraestructura bancaria, el despliegue de oficinas, es cara. En muchos pueblos no existe y hay gente que tiene que hacer 10 kilómetros para ir al banco o da el dinero al chófer del autobús para que le haga la gestión". Se trata de buscar canales más flexibles. Y ahí está el papel de la tienda local. "Se trata de que el vecino acuda a la tienda y haga un depósito con el móvil. El tendero tiene la certeza inmediata de la transacción porque se la da el móvil, que funciona como una tarjeta". Hay ya una experiencia en marcha. La operadora Safari.com, de Vodafone, en Kenia tiene cinco millones de clientes con su programa bancario en el móvil. La operadora mantiene una cuenta única con estos pequeños ingresos que respalda las operaciones de sus clientes. Y es la operadora la que tiene un acuerdo bancario.

La primera tarea para extender la idea es convencer a los reguladores de cada país para autorizar este tipo de transacciones. Se necesita volumen para que al tendero le salga a cuenta su trabajo. La comisión depende de la cuantía, pero puede cobrar unos ocho centavos de dólar. Si hace 100 transacciones al día, le vale la pena. Para Ignasi Mas, la pobreza no es solo tener pocos ingresos, sino que son variables. "Los ingresos erráticos complican la vida. Si llega una mala época, por ejemplo, han de sacar a sus hijos de la escuela para que trabajen. No estamos hablando de microcréditos sino de que tengan un sistema para ahorrar". El proyecto tiene un título explícito: Dinero Móvil para gente sin cuenta bancaria.