Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo plan de rescate financiero de EE UU, aplazado hasta el martes

El paquete incluye más de 50.000 dólares en ayuda a los propietarios de vivienda e incentivos para la compra de acciones de mala calidad de los bancos

El secretario de Estado de EE UU, Timothy Geither, ha aplazado hasta el martes el anuncio del nuevo plan de rescate financiero, que usará 350.000 millones de dólares, según ha informado hoy el Gobierno.

El director del Consejo Económico Nacional, Larry Summers, ha explicado hoy en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense ABC que el aplazamiento se debe a que el Gobierno desea "mantener el enfoque en el programa de recuperación" que está en el Senado.

Inicialmente estaba previsto que Geither hiciera su anuncio mañana lunes, pero el departamento del Tesoro ha señalado en un comunicado que los responsables de política económica estarán en consultas con los senadores sobre el programa de estímulo presupuestario que también impulsa la nueva Administración. Así que finalmente mañana habrá un voto de procedimiento sobre este programa y, si no ocurre ningún contratiempo, el voto final tendrá lugar en el pleno del Senado el próximo martes.

La decisión implica la manera en la que la Administración de Obama usará el dinero que queda en el fondo de 700.000 millones de dólares para estabilizar los mercados aprobado por el Congreso el año pasado a insistencia del Gobierno de George W. Bush. Este nuevo plan incluye más de 50.000 millones de dólares para ayudar a los propietarios de viviendas a evitar el embargo, así como incentivos para que los inversores privados adquieran los títulos de mala calidad que lastran a los bancos, según ha explicado hoy Summers. "Podemos atraer una cantidad sustancial de capital privado", ha dicho Summers. "Es una opción mejor que el uso de recursos del Gobierno".

El plan financiero que se aprobará así el martes se añade al programa de estímulo presupuestario que será aprobado mañana. La Administración cuenta con que el proyecto de ley recibirá el apoyo del Senado, como también ha reconocido el senador republicano Jon Cornyn, que se opone a él. Los demócratas disponen de suficientes votos para superar un posible bloqueo del partido de la oposición porque tres senadores republicanos les han dado su apoyo.