Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCDE afirma que España necesita un "mayor esfuerzo" frente a la crisis que sus socios

La organización apunta al deterioro inmobiliario y el paro como principales problemas y eleva al 10% el abaratamiento de la vivienda

El secretario general de OCDE, Angel Gurría, cree que la economía española se recuperará en 2010 pero que, dada la peculiaridad de la crisis del sector inmobiliario, donde asegura que los precios han bajado un 10% en 2008, y las altas tasas de paro, deberá de hacer un "esfuerzo mayor" que el resto de los países de la zona euro.

"En general, España tiene los elementos para poder pensar que en 2010 pudiera haber alguna recuperación pero, efectivamente, las cifras de paro en los últimos meses, que parecen las de Estados Unidos, son circunstancias peculiares que hacen que el esfuerzo en el caso español tenga que ser mayor", ha declarado Gurría a la prensa tras presentar el Estudio económico 2009 de la OCDE sobre la zona euro.

España ha pasado de liderar el frenazo de la construcción en la eurozona a hacerlo también en el sector industrial con un descenso del 15%

Según Gurría, habrá que ver si las medidas de estímulo adoptadas son suficientes para superar la contracción del sector de la construcción cuyo boom ha durado más de una década. "Estamos hablando de que se ha pasado de un superávit del 2% a un déficit del 3%. Eso son 5 puntos del PIB, es un estímulo muy importante, veremos cómo funciona", ha agregado el secretario general de la OCDE. A su juicio, España tiene un sistema de regulación fuerte y un sistema bancario que no fue severamente afectado por la coyuntura más que en el caso de algunas cajas donde "quizás sea necesaria alguna consolidación".

En cuanto al uso de las políticas presupuestarias para contribuir a salir de la crisis, se mostró partidario de que sean "temporales y muy bien enfocadas a objetivos concretos" para tener el máximo impacto de actividad económica y empleo por cada euro extra que se gasta. Según Gurría, se debería invertir más en grandes obras de infraestructuras que en la reconstrucción del centro de ciudades o la rehabilitación de edificios antiguos.

2009, un año "malo"

En general, la OCDE cree que 2009 será un año "malo", de crecimiento negativo porque se necesita tiempo para que hagan su efecto los paquetes de estímulo, se estabilice el sistema financiero, las hipotecas en Estados Unidos y el precio de las viviendas "se haya caído todo lo que se tenga que caer". "Se necesita tiempo para que los activos radiactivos se hayan identificado plenamente, se aíslen y su impacto sea neutralizado", ha añadido Gurría.

Así pues, la previsión es que 2009 será negativo desde el punto de vista del crecimiento y 2010 será un año de crecimiento positivo pero sin alcanzar todavía "la velocidad de crucero", sino "débil", de ahí que habrá que ver, país por país, cómo reaccionan a los planes de estímulo y a las medidas que toman las autoridades. Luego habrá que ver cómo se vuelve a la disciplina, algo complicado cuando se acumula un déficit muy alto y cuando el sector privado está siendo desplazado de los mercados porque "todo el ahorro lo está tomando el Gobierno".

El pasado noviembre, la OCDE revisó a la baja sus perspectivas de crecimiento para el conjunto de sus países miembros y auguró una caída del 0,3% de su PIB en 2009, un retroceso del 0,5% para la eurozona, un 0,9% en Estados Unidos y otra caída del 0,1% para para Japón.

Abaratamiento de la vivienda

Los precios de la vivienda en España e Irlanda en términos nominales -descontada la inflación- son ahora un 10% inferiores a los registrados cuando estaban en sus niveles más altos, según el estudio. Este descenso es el más acusado de todas las estadísticas oficiales presentadas hasta la fecha y sólo los tasadores afirman que los pisos se han abaratado por encima del 5%.

El informe indica que la actividad sobre el mercado inmobiliario se está ralentizando también en un gran número de países de la zona tras varios años de fuerte crecimiento y recuerda que los precios de la vivienda subieron cerca del 50 % durante cinco años hasta finales de 2007, es decir, casi tanto como en Estados Unidos en el mismo periodo, y aproximadamente el 75 % si no se tiene en cuenta el mercado alemán y austriaco, especialmente inactivos.

En este sentido, tras varios meses liderando el parón de la construcción en la eurozona, España también se ha colocado en noviembre al frente del frenazo de la industria de los países que comparten la divisa europea. Según datos hecho públicos hoy por Eurostat, la oficina estadística europea, la producción española se ha desplomado un 15,1% con respecto al mismo periodo del año anterior frente a la media del 7,7% registrada en el conjunto de la zona euro.

La casa en venta más cara de España está en Mallorca y cuesta 18,5 millones

La vivienda en venta más cara de España se encuentra en el municipio de Port D'Andratx (Baleares) y es un chalé de 650 metros cuadrados, 5 dormitorios y 6 servicios, con un precio de 18,5 millones de euros, según el ranking de las 100 viviendas más caras elaborado por el portal inmobiliario Idealista.com.

Además, las otras dos viviendas más prohibitivas de España también se encuentran en el archipiélago balear, concretamente en el Puerto de Pollença y en Camp de Mar, y tienen un precio de 18 millones de euros y 16 millones de euros, respectivamente. Según el listado recopilado por el portal inmobiliario, que contiene 92 chalets, cinco áticos y tres pisos, más de la mitad de estas viviendas, concretamente un total de 53 inmuebles, están situadas en Madrid. La más cara de ellas (8º puesto del ránking) es un adosado situado en el distrito de Chamartín, de 526 metros cuadrados, con un precio de 12 millones.

A continuación, las comunidades con mayor número de viviendas recogidas entre las 100 más caras son Baleares (23 inmuebles), Cataluña (11) y Andalucía (8). De ellas, alrededor de 20 viviendas tiene un coste igual o superior a los 10 millones de euros, mientras que el resto no baja de los 5,5 millones de euros.

Más información