Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nissan retira el ERE y aprueba la suspensión temporal de empleo para 3.500 trabajadores

La suspensión se hará entre el 11 de diciembre y el 31 de marzo en dos tandas de trabajadores.- La compañía y el comité de empresa ganan así tiempo para negociar un plan industrial

Ha habido fumata blanca. El fabricante de coches Nissan ha accedido finalmente a retirar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para prescindir, en dos fases, de 1.680 trabajadores. La compañía se ha avenido a una suspensión temporal de contratos que afectará de forma rotatoria a 3.500 personas hasta un máximo de 75 días. Su aplicación se iniciará el próximo 11 de diciembre, y durará hasta el 31 de marzo próximo. Según Comisiones Obreras (CC OO) de Cataluña, los mayores de 53 años no podrán ser incluidos en esta suspensión temporal.

Los sindicatos han aceptado este vuelco de la situación porque, según el acuerdo logrado con la mediación de la Generalitat, no pasa sólo por aplazar los despidos (Nissan sostiene que su problema en la planta de Zona Franca de Barcelona es "estructural" y no "coyuntural" por la caída en picado de las ventas de sus vehículos), sino que se gana tiempo para poder negociar "un plan industrial de futuro" en sus instalaciones. Con este fin, el 7 de enero se creará una mesa de negociación con las distintas partes.

El acuerdo, votado ayer por los trabajadores, se produce en la víspera del viaje a Japón del presidente de la Generalitat, José Montilla, durante el que tiene previsto entrevistarse con responsables del fabricante de automóviles nipón, controlado por el grupo francés Renault. Hace pocos días, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, advirtió que no habría ayudas del Gobierno a las empresas que presentaran expedientes de extinción de empleos.

Mientras dure la suspensión de los contratos de trabajo, la dirección de Nissan se ha comprometido a complementar las prestaciones del paro de los afectados hasta el 90% de los salarios. La plantilla, que ha mantenido una actitud muy combativa desde el anuncio inicial del expediente, ha desconvocado la manifestación con la que pretendía "asaltar" el Congreso de los Diputados en Madrid el próximo 10 de diciembre.