Los ejecutivos de Goldman Sachs renuncian a sus bonos

La decisión puede generar un efecto en cadena en el resto de firmas de Wall Street

En un movimiento que, con toda probabilidad, será secundado por otros grandes ejecutivos de Wall Street, los siete principales directivos de Goldman Sachs han decidido renunciar a los bonus para este año. Con esta actuación, que les supondrá dejar de cobrar decenas de millones de dólares en un año de crisis, la cúpula de este gigante financiero reacciona con inmediatez a la conclusión de la pasada cumbre de Washington en la que los líderes de las principales potencias y países emergentes abogaban por "adoptar medidas para evitar esquemas de retribución que recompensen decisiones a corto plazo o arriesgadas".

Según informa hoy la prensa estadounidense, la decisión se tomó ayer domingo tras un intenso debate interno impulsado por el consejero delegado de Goldman, Lloyd Blankfein. Así, los ejecutivos de la firma sólo cobrarán sus salarios base, fijados en 600.000 dólares para cada uno (unos 474.518 euros). Un portavoz de la entidad ha asegurado que los directivos que "era lo correcto".

Más información

"Al mismo tiempo que la compañía se ha visto afectado por múltiples facetas de la crisis, no podemos ignorar el hecho de que somos parte de una industria que está asociada al origen del deterioro económico", ha añadido el portavoz. Blankfien ganó unos 68,5 millones de dólares (unos 54 millones en euros) en 2007, un sueldo récord entre las entidades financieras.

No está claro que otras firmas de Wall Sreet secundarán a Goldman. Portavoces de Morgan Stanley y Merrill Lynch han anunciado que todavía no se ha tomado una decisión al respecto. A modo de antecedente, el consejero delegado de Morgan Stanley John Mack no cobró los bonus de 2007 después de que su compañía sufriese pérdidas en el cuarto trimestre del pasado año.

Lo más visto en...

Top 50