Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Holanda inyectará 10.000 millones en el grupo ING

La entidad logra un acuerdo para una inyección de capital estatal

El grupo holandés de banca y seguros ING ha conseguido un acuerdo con el Gobierno y el banco central de Holanda para fortalecer el capital del grupo financiero ante la crisis. En concreto las autoridades holandesas inyectarán 10.000 millones de euros en el capital, según han anunciado en rueda de prensa el primer ministro, el director del banco central holandés y el director ejecutivo del grupo ING.

A partir de esta inyección de capital, el Estado aportará dos consejeros a ING que tendrán derecho a veto en decisiones "fundamentales" que se refieran a inversiones que afecten a más del 25% del capital propio de la empresa. El Gobierno recibe "seguridades" por valor de 10.000 millones de euros, las cuales "tienen las mismas características que las acciones", según un comunicado del ministerio de Finanzas. También los miembros ejecutivos de ING renuncian a sus bonificaciones sobre el año 2008.

El presidente de ING, Michel Tilmant, ha asegurado en esa comparecencia que la ayuda responde a "circunstancias excepcionales", y que la cantidad de 10.000 millones de euros es "suficientemente cómoda como para absorber las sacudidas del futuro", causadas por la crisis global.

El presidente del DNB (banco central holandés), Nout Wellink, ha comentado que este apoyo financiero a ING, del que ha recorado que es "el segundo banco mundial de ahorros", permitirá al grupo tener "una excelente condición para continuar haciendo negocios".

Las acciones de la entidad cayeron el pasado viernes un 27%, precisamente ante los rumores de que necesitaba inyección de capital estatal. El valor bursátil del banco se ha visto reducido en un 73% en lo que va año. ING tiene en España 1,7 millones de clientes, a través de su filial ING Direct, primer banco por Internet del país gracias a productos de ahorro populares como la Cuenta o el Depósito Naranja.

Se trata de la primera operación de rescate que Holanda emprende en solitario, ya que con anterioridad había acudido a rescatar el Fortis, pero en una acción conjunta con Luxemburgo y Bélgica. El pasado 4 de octubre Holanda decidía así adquirir por 16.800 millones de euros los activos de esta entidad en su territorio.

La inyección de capital anunciada este domingo para ING supone la mitad del fondo que el gobierno de Amsterdam había anunciado para el rescate de entidades financieras en crisis. Tiene más de 75 millones de clientes en Europa, EEUU, Canadá, Latinoamérica, Asia y Australia, de los que 1,7 millones habitan en España, con depósitos de 13.800 millones de euros, informa EFE.