Sony Ericsson anuncia el despido de 2.000 trabajadores tras un drástico recorte de beneficios

La compañía redujo su ganancia neta casi el 100% en el segundo trimestre

La crisis golpea con fuerza al consorcio de telefonía sueco-japonés Sony Ericsson. Según los datos aportados hoy en Estocolmo la empresa redujo su beneficio neto un 97% en el segundo trimestre del año, comparado con el mismo periodo de 2007. De 220 millones de euros, la compañía ha pasado a ganar sólo seis.

El beneficio bruto se redujo el 98% y se situó en los ocho millones de euros y el beneficio de explotación (EBIT) arrojó un resultado negativo de dos millones frente a las ganancias de 315 millones de hace un año.

El número de teléfonos vendidos en el segundo trimestre fue de 24,4 millones, medio millón menos que en 2007, mientras que el precio medio de venta por unidad bajó de los 125 a los 116 euros.

Más información

Con este panorama, el grupo ha decidido recortar su plantilla. Según ha anunciado hoy Susanne Andersson, portavoz de la compañía, Sony Ericsson se dispone a suprimir 2.000 empleos en todo el mundo. La empresa tiene en la actualidad unos 12.000 trabajadores.

Con la vista en los países emergentes

El presidente de la firma, Dick Komiyama, señaló en un comunicado que Sony Ericsson pretende ahorrarse anualmente 300 millones de euros (475 millones de dólares) en concepto de gastos operativos para hacer frente a la competitividad en el sector mundial.

El grupo, que históricamente había fundado su crecimiento en los productos de alta gama se ha reorientado hacia productos más básicos para conquistar el mercado de los países emergentes, en fuerte crecimiento.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50