Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera gran protesta ante la crisis

Los transportistas retoman la actividad excepto en el puerto

El delegado del Gobierno confirma la normalidad en los polígonos.- Los supermercados comienzan a recibir género

Los camiones han comenzado a lo largo de este jueves a transportar suministros industriales y productos de alimentación gracias a que la situación en los polígonos se ha normalizado. Mientras, en el puerto de Valencia la actividad se mantiene paralizada.

A pesar de que la Autoridad Portuaria Valenciana anunciara esta mañana que intentaría retomar la actividad, finalmente los camiones no han circulado por sus instalaciones por temor a encontrarse con dificultades para realizar su trabajo. Sólo un convoy de 14 tráilers escoltados por la policía lograron entrar esta mañana. A la entrada del recinto, como desde que se inició el paro del transporte, permanecen grupos de piquetes de hasta 200 transportistas autónomos, según aseguran desde la Autoridad Portuaria Valenciana. Además, durante todo el día ha habido de forma continua presencia policial en los dos accesos al puerto.

Los supermercados de la Comunidad Valenciana han comenzado a reponer los productos cuyas existencias se habían terminado en los últimos días, al poder salir varios centenares de camiones de los centros de distribución, aunque aún existen problemas con algunos perecederos como el pescado, según la asociación ASUCOVA. Las cofradías de las provincias de Valencia y Castellón han anunciado que mañana saldrán a pescar lo que permitirá que vuelva a haber pescado fresco.

"Normalidad generalizada"

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, ha asegurado que en las tres provincias existe una situación de "normalidad generalizada" en los polígonos industriales, fruto del despliegue realizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado concretamente en polígonos como el de Riba-roja del Turia y Quart de Poblet, en Valencia, y el de San Isidro, en Alicante. En éste último fue donde un camionero sufrió ayer quemaduras de segundo grado al arder su vehículo mientras dormía en su interior, y que hoy ha sido trasladado a Málaga en un avión medicalizado.

Durante la madrugada, se detuvo a cuatro personas que formaban parte de un piquete de transportistas por su presunta implicación en la quema de dos vehículos en el polígono El Oliveral de Riba-roja, según la Delegación del Gobierno.

El paro del transporte ha obligado al grupo Dulcesol, dedicado a la fabricación y comercialización de bollería industrial y con 1.500 trabajadores, a interrumpir la actividad de sus fábricas de Gandia y Villalonga. En cuanto a la empresa Ford, que anoche paró su actividad ante la falta de componentes, esta tarde su planta de Almussafes ha retomado la producción ya que ha empezado a recibir camiones de suministros.