Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE advierte que la inflación va a seguir alta durante un tiempo prolongado

La institución aleja la posibilidad de un eventual recorte de tipos y destaca que la eurozon registra un crecimiento moderado pero "sano". -Alemania y Francia recuperan dinamismo en el primer trimestre frente al frenazo de España

El Banco Central Europeo ha vuelto a hacer sonar la señal de alarma por enésima vez sobre la fuerte carestía de los precios en los países que comparten el euro. La inflación "va a permanecer elevada durante un periodo de tiempo prolongado", ha asegurado alejando la probabilidad de una eventual rebaja de los tipos de interés. Medida que aliviaría los bolsillos de las familias endeudadas y ayudaría a reactivar la eoconomía.

En el boletín de mayo, que la entidad ha publicado hoy, el BCE asegura que "las últimas informaciones confirman que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo en un contexto de crecimiento monetario y del crédito muy vigoroso". La institución ha mantenido el precio del dinero en el 4% la semana pasada.

"Las últimas informaciones confirman que existen riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo", asegura el BCE

La entidad monetaria europea considera que "los fundamentos económicos de la zona euro son sanos y que los datos macroeconómicos apuntan un crecimiento moderado, pero en línea con el Producto Interior Bruto (PIB) real". Al mismo tiempo, el nivel de incertidumbre sobre el crecimiento es inusualmente elevado debido a las turbulencias en los mercados financieros.

Ante este panorama, el BCE ha enfatizado que su principal objetivo es mantener la estabilidad de precios a medio plazo y que su política monetaria contribuirá a ello.

En este sentido, los datos de crecimiento de la economía alemana, la mayor de la zona del euro, muestran una reactivación importante pese a la crisis financiera. Concretamente, el PIB alemán, según se ha conocido hoy, ha crecido en el primer trimestre del año un 1,5% con respecto a los últimos tres meses de 2007, lo que supone la mayor subida desde hace doce años.

Francia no le ha ido tampoco a la zaga tras crecer un 2,1% en 2007, en lugar del 1,9% calculado previamente, y ha progresado un 0,6% en el primer trimestre de 2008 respecto al trimestre anterior, en el que había avanzado sólo un 0,3%, gracias al tirón de la demanda interna.

Por su parte, en el conjunto de la eurozona, el PIB ha aumentado durante el mismo periodo un 0,7% en relación con los últimos tres meses de 2007 y un 2,2% en términos interanuales, manteniendo el nivel de finales del año pasado, según datos preliminares de la agencia de estadística comunitaria, Eurostat.

En la Europa de los 27, de su lado, el PIB se ha incrementado también otro 0,7% en tasa intertrimestral y un 2,4% interanual, una décima menos que en el cuarto trimestre de 2007.

Sin embargo y a pesar de que sigue manteniendo niveles de crecimiento superiores a los de su entorno, España se ha separado de esta ligera tendencia a la reactivación tras sufrir un frenazo en su PIB de ocho décimas hasta el 2,7% de enero a marzo.

Subida del petróleo y los alimentos

Los mercados financieros prevén que el BCE deje inalterados los tipos de interés rectores en los próximos meses, ya que destaca que existen presiones al alza sobre la inflación también a corto plazo por la fuerte subida de los precios de la energía y los alimentos.

La entidad monetaria europea ha recordado que la tasa anual de inflación del área se ha situado por encima del 3% en los últimos seis meses. "En base a los precios actuales de futuros de estas materias primas (energía y alimentos), la tasa anual de inflación se situará posiblemente significativamente por encima del 2% en los próximos meses", según el BCE.

De hecho, la inflación ha moderado su crecimiento en la eurozona en abril hasta el 0,3% (1% en marzo), por lo que el índice interanual se ha situado en el 3,3%, tres décimas menos que en el mes anterior, según ha revelado hoy Eurostat. Por lo que respecta a España, estos datos muestran que la inflación interanual se ha situado en el 4,2%, por lo que el diferencial con la zona euro ha bajado a 0,9 puntos porcentuales, en el tercer mes consecutivo en que el diferencial se reduce en una décima.

Por ello, el banco europeo ha instado a "todas las partes implicadas, en el sector público y privado, a asumir sus responsabilidades" al fijar salarios, que según el BCE, deben "tener en cuenta la productividad, el todavía elevado desempleo en muchas economías y la competitividad de los precios."