El BBVA mantiene sus beneficios con 1.951 millones pese a la crisis

Goirigolzarri apuesta por el crecimiento orgánico y sostiene que la actividad crediticia seguirá, pero a ritmo más moderado

El BBVA ha registrado un beneficio neto atribuido de 1.951 millones de euros en el primer trimestre de 2008, aproximadamente la misma cantidad que en igual periodo de 2007, en tanto que sin extraordinarios -es decir, las plusvalías de 509 millones de euros obtenidos por la venta de la entidad brasileña Bradesco- la cifra se ha situado en 1.442 millones, un 14,9% más que los resultados que la entidad presidida por Francisco González tuvo hace una año sin contar con la venta de Iberdrola realizada en el mismo periodo de 2007.

Según ha informado hoy el segundo banco español a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la tasa de morosidad del BBVA a cierre de marzo se ha situado en el 0,99% (frente al 0,89% a diciembre), con una cobertura del 200%, también algo peor que el 260% que tenía en marzo de 2007 aunque en línea con la media del sector.

El banco afirma que la morosidad es "un tema que no nos ocupa, pero nos preocupa"

De hecho, el BBVA ha afirmado que, gracias a su "cómoda" posición de liquidez, no necesita salir al mercado para buscar financiación, aunque no ha descartado llevar a cabo emisiones este año en función de la evolución del mercado, según ha adelantado el director financiero de la entidad, Manuel González Cid.

En este sentido, el BBVA ha reservado entre enero y marzo 141 millones de euros para provisiones, el 15% más, en tanto que para saneamientos crediticios ha aportado 545 millones, el 48,7% más.

En la misma línea, el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado que la actividad crediticia del banco continuará desacelerándose en los próximos trimestres, pero a un ritmo más moderado que el registrado hasta ahora, puesto que, en su opinión, "los peores decrecimientos los hemos visto ya".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Goirigolzarri ha añadido que la morosidad es "un tema que no nos ocupa, pero nos preocupa", ya que la tasa, que roza el 1%, parte de mínimos históricos. Además, ha insistido en que la prioridad del grupo es "el crecimiento orgánico", por lo que ha descartado en un principio que se vayan a efectuar compras este año, al tiempo que aseguró que la entidad no llevará a cabo nuevas desinversiones como la de Bradesco,

A pesar de la mala coyuntura económica general, la entidad ha destacado que ha mejorado sus márgenes, apartados que muestran mejor la evolución del negocio bancario. Así, el de intermediación ha aumentado un 22,4% hasta los 2.734 millones, mientras que el de explotación también ha subido, un 14,9%, hasta 2.700 millones.

De hecho, el resultado recurrente se han situado ligeramente por encima de las previsiones de los analistas, que esperaban de media unas ganancias de 1.424 millones de euros sin los extraordinarios. Además, el beneficio trimestral antes de impuestos ha ascendido a 2.056 millones de euros, lo que implica un 10,1% más que entre enero y marzo de 2007.

"Escenario más incierto"

Ante este panorama, el BBVA ha afirmado que "inicia el complejo 2008 anticipándose a un escenario más incierto con sólidos fundamentales y ventajas competitivas, una franquicia apalancada en los clientes y una holgada posición de capital y liquidez".

La entidad ha ingresado hasta marzo 1.175 millones en concepto de comisiones netas por venta de productos, que crecieron el 3,7%, al tiempo que la actividad de seguros le ha permitido anotarse otros 199 millones, o el 16,8% más, lo que condujo a un margen ordinario de 4.799 millones de euros, tras crecer el 16,8%.

En el capítulo de los gastos, en este periodo los que más crecieron han sido los generales de administración, el 16,2% hasta los 730 millones, en tanto que los de personal han alcanzado los 1.178 millones tras crecer el 13,7%.

Por áreas de negocio, España y Portugal han aportado al Grupo un beneficio neto de 698 millones de euros hasta marzo de 2008, lo que representa un incremento interanual del 18%, en tanto Estados Unidos ha sido, por su parte, el área que más ha crecido en términos porcentuales, un 119,7%, hasta alcanzar los 84 millones de euros, gracias a la incorporación a las cuentas en septiembre del banco estadounidense Compass, adquirido en febrero de 2007.

Al cierre del primer trimestre, BBVA dijo que contaba aún con plusvalías latentes de 3.000 millones de euros en su cartera de participaciones, que incluye también más del 5 por ciento en Telefónica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS