Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los créditos caen un 30% hasta marzo y amenazan con cerrar 2008 en rojo por primera vez desde 1992

La patronal del sector advierte del continuado repunte de la morosidad

Las restricciones de crédito que han provocado un fuerte frenazo del sector inmobiliario han traspasado el sector de las hipotecas para impactar de lleno en el conjunto del mercado de los préstamos, ya que el volumen de inversión nueva de las operaciones de crédito al consumo ha cerrado el primer trimestre con una caída del 30% en el caso de los créditos personales y de entre el 6% y el 10% para la financiación en el sector de automoción. Estas son las cifras que ha puesto hoy sobre la mesa la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Créditos (Asnef-Equifax), que ha advertido también que el sector podría cerrar el año en negativo por primera vez desde la crisis de 1992.

El presidente de Asnef, Pedro Guijarro, ha anunciado hoy en rueda de prensa que en 2007 la inversión nueva de las operaciones de crédito al consumo de bienes duraderos ha ascendido a 36.758,2 millones de euros, con un incremento del 13,1% respecto a 2006.

De este lado, Asnef calcula que los créditos en la automoción pasarán de este crecimiento a caer entre un 5% y un 10% en el presente ejercicio, mientras que los préstamos al consumo crecerán sólo un 1%, frente al 14,7% del pasado año.

Guijarro ha subrayado además que el fraude soportado por el sector ha alcanzado los 232,3 millones de euros el año pasado, un 22% más que en 2006, mientras que la tasa de morosidad del sector ha crecido un 20% y ha cerrado 2007 en el 3,14%, frente al 2,57% registrado a 31 de diciembre de 2006. En este sentido, ha advertido de que la morosidad está registrando una tendencia alcista.