Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UBS se coloca como el banco más afectado por la crisis

El presidente del Banco abandonará el cargo tras nuevas pérdidas de 7.648 millones por las 'subprime'

La entidad suiza UBS, una de las más perjudicadas por la crisis de las hipotecas subprime, perdió 12.000 millones de francos suizos (7.648 millones de euros) en el primer trimestre, ha anunciado hoy el banco en un informe preliminar de resultados que la coloca como la entidad financiera del mundo más afectada por las turbulencias en los mercados de crédito.

Las depreciaciones de activos vinculadas con la crisis inmobiliaria de las hipotecas de alto riesgo o subprime alcanzaron en el periodo los 19.000 millones de dólares (12.112 millones de euros), lo que lastró el resultado de la división de banca de inversión, que registró unas pérdidas antes de impuestos de cerca de 18.000 millones de francos suizos (11.461 millones de euros).

La entidad considera que, teniendo en cuenta el entorno de mercado del periodo, los resultados son "aceptables", ya que las posiciones relacionadas con el sector hipotecario estadounidense se deterioraron adicionalmente durante el periodo, particularmente durante el mes de marzo.

El banco ha asegurado, no obstante, que ha reducido sustancialmente sus posiciones vinculadas con las subprime y que su exposición al mercado residencial norteamericano se ha reducido en el primer trimestre un 45,6% hasta los 15.000 millones de dólares (9.560 millones de euros) frente a los 27.600 millones de dólares (17.600 millones de euros) que mantenía el pasado 31 de diciembre.

Además, UBS ha adelantado que creará una nueva unidad para gestionar los activos vinculados con el sector inmobiliario estadounidense. Los resultados trimestrales definitivos se publicarán el próximo 6 de mayo.

Nueva ampliación de capital

UBS ha anunciado también una ampliación de capital de 15.000 millones de francos suizos (9.557 millones de euros), que ha sido suscrita en su totalidad por cuatro grandes bancos internacionales, JPMorgan, BNP Paribas, Morgan Stanley y Goldman Sachs.

El precio de suscripción de los nuevos títulos, el número final de acciones que serán emitidas y el ratio final de suscripción serán determinados por el consejo de administración, añade la nota.

Se trata de la segunda ampliación de capital del banco desde que comenzó la crisis de las subprime en Estados Unidos, que le hizo perder 2.724 millones de euros en 2007. La anterior ampliación de capital alcanzó los 13.000 millones de francos suizos (6.742 millones de euros) y fue suscrita por dos inversores asiáticos en su capital, el fondo de inversión del Gobierno de Singapur, con 11.000 millones de francos suizos (6.742 millones de euros) y otro inversor de Oriente Próximo, con 2.000 millones de francos suizos (1.227 millones de euros).

La entidad ha anunciado, además, que su actual presidente, Marcel Ospel, no se presentará a la reelección en la próxima junta de accionistas, que tendrá lugar el próximo 23 de abril y que será sustituido en el cargo por Peter Kurer, actual asesor general de UBS.

Ospel, por su parte, se ha mostrado esperanzado en que las últimas medidas tomadas, como la ampliación de capital y la creación de un vehículo separado para gestionar los activos subprime, ayuden al banco a recuperarse.

"Con estas medidas hemos creado las bases para superar uno de los periodos más difíciles del periodo de la industria, ha asegurado, recalcando que durante el primer trimestre, "los beneficios de la mayor parte de los negocios permanecieron aceptables en condiciones desafiantes".