Los ganaderos asaltan una fábrica de leche en Galicia

El sector protesta por un supuesto "pacto" en la industria para rebajar el precio de origen

Más de 3.000 ganaderos que participaban en una protesta por la bajada del precio de la leche en origen han asaltado la fábrica de Leche Celta en la localidad de Andrade en Pontedeume (A Coruña). Además, una veintena ha aprovechado la confusión para arrojar y romper varios centenares de cajas de leche.

Los ganaderos estaban convocados por segunda vez a participar en una concentración convocada por los tres sindicatos mayoritarios del sector -Xóvenes Agricultores (XX.AA.), Unións Agrarias (UU.AA) y Sindicato Labrego Galego (SLG), con el objeto de protestar contra la decisión "unilateral" e "ilegal" de las industrias de pagarles menos el litro de leche.

Más información

Según sus denuncias, las industrias han llegado a rebajar sus precios hasta seis céntimos euros menos en algunos casos.

Precisamente, hoy se cumple una semana de la primera protesta que protagonizaron el pasado jueves en las instalaciones de Puleva en Nadela (Lugo), que también concluyó con el asalto a la fábrica y varios destrozos.

En la de hoy en Pontedeume, unos 3.000 ganaderos han forzado la verja de entrada en torno a la una de la tarde, y han invadido las instalaciones, pese a la presencia de numerosos efectivos de la Guardia Civil y varios miembros de la seguridad privada de la fábrica.

Una vez dentro de la planta perteneciente al grupo Lactogal, unos 20 manifestantes se han introducido en uno de los almacenes, desde el que han arrojado y destrozado varios centenares de cajas de leche.

Poco después de la una y media de la tarde, los ganaderos han abandonado las instalaciones de la fábrica sin que se produjesen más incidentes, ante la presencia de numerosos efectivos de la Guardia Civil, que vigilaban el lugar con varias patrullas y con un helicóptero.

Con estas protestas, los ganaderos denuncian un supuesto "pacto" entre las principales compañías lácteas, Puleva, Lactogal y Pascual, para reducir en seis céntimos, la cantidad que los ganaderos recibirán por la leche que ya entregaron en febrero.

Cinco céntimos por litro de beneficio

Los representantes sindicales denuncian asimismo que la industria pretende mantener sus beneficios a costa de reducir las cantidades que les pagan a los ganaderos. Aseguran que por cada litro de leche que en el mercado se vende a un euro, ellos solo estaban recibiendo, antes de esta bajada anunciada, unos 45 céntimos, a pesar de que el coste de producción ronda los 40 céntimos.

"El anuncio unilateral de la industria de rebajar el precio de la leche del mes de febrero es ilegal, es un robo, os está metiendo la mano directamente en el bolsillo", ha arengado a los ganaderos Francisco Bello, representante de Xóvenes Agricultores,

Los ganaderos alertan que con estas bajadas en los precios muchas de las explotaciones lácteas tendrán que cerrar porque no podrán hacer frente al incremento de los costes de producción, en un 30% en los cereales, un 100% en los fertilizantes, y con los carburantes en sus máximos históricos.

Además, la sequía amenaza con encarecer aún más los piensos, con la lógica repercusión que esto tendría en las rentas del sector.

Las protestas llegan al Ministerio

Los sindicatos, que están a la espera de lo que suceda en la Mesa de la Leche convocada para el próximo lunes, reclaman además a la administración que medie en el conflicto y fuerce a las empresas a negociar. Ya han anunciado que continuarán con sus movilizaciones de protesta, incluso a nivel nacional.

En este sentido, COAG ha confirmado que miles de ganaderos se concentrarán el día 28 de marzo ante el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) por este motivo.

Según ha anunciado hoy el secretario general de la organización agraria, Miguel López, los productores pretenden "dar un toque de atención" al Gobierno en funciones y advertir de que la industria láctea pretende aplicar rebajas de alrededor del 12% en el precio que abonan a los ganaderos "tanto de vacuno, como de ovino-caprino".

Sin embargo, no todo el sector defiende estas actuaciones ya que la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha acusado a la industria láctea de "perder las formas" en un sector necesitado de estabilidad. Por este motivo, ha emplazado a las industrias a iniciar un proceso de negociación con los representantes de los ganaderos de leche con el fin de orientar a los productores sobre mercados y precios de la leche.

EFE

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50