Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE rebaja las previsiones de crecimiento de la zona euro y mantiene los tipos en el 4%

Además, revisa al alza sus cálculos de inflación por el incremento de los precios de los alimentos y de la energía.- El FMI apoya no tocar los tipos

El Banco Central Europeo (BCE) ha revisado hoy a la baja las previsiones de crecimiento para los países de la zona del euro en 2008 y al alza las de inflación por el incremento de los precios de los alimentos y de la energía.

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, ha señalado que la entidad prevé ahora un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del área euro para el conjunto del año entre el 1,3 y el 2,1%, en comparación con la horquilla del 1,5 y el 2,5% pronosticada en diciembre del pasado año.

Según Trichet, esta revisión a la baja "refleja la debilidad de la demanda global, la fuerte presión sobre los precios de las materias primas y las menos favorables condiciones de financiación".

Respecto a la inflación, el BCE prevé para 2008 una tasa de entre el 2,6 y el 3,2%, mientras que en sus pronósticos de finales de año la había situado entre el 2,0 y el 3,0%.

El economista francés ha hecho hincapié en que existen "fuertes presiones al alza sobre la inflación a corto plazo", así como crecientes "riesgos para la estabilidad de los precios a medio plazo".

Más récords del euro y del petróleo

Previamente, el consejo de gobierno ha decidido mantener el precio del dinero para la zona del euro en el 4%, pese a los recortes realizados por la Reserva Federal estadounidense en los últimos meses y los elevados niveles de inflación en la zona euro. El Fondo Monetario Internacional ha apoyado esta medida.

Además de mantener el precio del dinero, el BCE ha dejado en el 3% la facilidad de depósito, que marca la remuneración del dinero, así como la facilidad marginal de crédito, que establece el tipo al que presta dinero a los bancos europeos, y que ha quedado fijada en el 5%.

Esta decisión del BCE, esperada por los analistas, ha estado condicionando al alza la cotización del euro durante toda la jornada. Así, la divisa europea ha marcado hoy otro récord consecutivo sobre los 1,53 dólares después de conocerse las palabras de Trichet.

Incertidumbre alta

En la rueda de prensa posterior a la reunión, Trichet ha subrayado que los fundamentos del área euro son "sanos" y que las recientes cifras macroeconómicas de los países indican un "moderado" crecimiento del PIB.

No obstante, el presidente del BCE ha reconocido que "el nivel de incertidumbre que resulta de las turbulencias de los mercados financieros se mantiene alto" y que aún existen "riesgos sobre las perspectivas de la actividad económica".

El oro, cerca de superar los 1.000 dólares

El ritmo de galope que ha cogido el euro y el petróleo están arrastrando también a otras materias primas y valores refugios como el oro, que ha marcado hoy un nuevo máximo en Londres cerca ya de los 1.000 dólares la onza, cota que los analistas esperan alcanzar en breve.

La debilidad del dólar ha permitido que el metal precioso, una inversión segura ante la incertidumbre económica mundial y la subida de la inflación, haya alcanzado llos 991,9 dólares la onza por primera vez en su historia.

Más información