Botín asegura que el Santander no necesita adquisiciones para crecer

El Santander presenta unos resultados históricos aumentando un 19,3% su beneficio neto en 2007, hasta 9.060 millones de euros

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, precisó que se estudiarán las oportunidades de compra que se presenten, aunque deberán de ser "auténticas gangas". La entidad ha anunciado que obtuvo un beneficio neto atribuido de 9.060 millones de euros en 2007, lo que supone un incremento del 19,3%.

Botín realizó estas declaraciones durante la rueda de prensa de presentación de resultados de la entidad, en la que indicó que las acciones de Santander han perdido un 21% en bolsa en lo que va de año por la venta indiscriminada de títulos ante el deterioro de las perspectivas económicas en Estados Unidos y el resto del mundo.

El máximo ejecutivo del Santander explicó que las ventas en bolsa han afectado especialmente a las entidades financieras, pero incidió en que el primer banco de España es "muy realista y optimista" sobre la situación global y mantiene los objetivos de beneficios marcados para este año y el próximo.

Más información

Asimismo, Botín descartó que la entidad tenga exposición a hipotecas 'subprime' y aclaró que carece de inversiones en productos estructurados. "Nosotros no tenemos cosas raras de esas", dijo, en alusión a productos estructurados, al tiempo en que insistió en que el Santander se enfocará a mantener la retribución al accionista. "La acción del Santander es una opción plenamente segura", insistió.

Por otra parte, el vicepresidente y consejero delegado del banco, Alfredo Sáenz, aseguró hoy que el impacto en las cuentas de la entidad de la crisis financiera originada en las problemáticas hipotecas de alto riesgo estadounidenses ha sido "cero".

Sáenz dijo que la exposición del Santander a las hipotecas de alto riesgo es "nulo" mientras que la inversión en los complejos instrumentos estructurados que han sufrido importantes pérdidas es "muy bajo", insistió en varias ocasiones.

Gana un 19,3% más y aumenta un 25% su dividendo

El Grupo Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 9.060 millones de euros en 2007, lo que implica un incremento del 19,3% en comparación con los 7.596 millones ganados en 2006, informó hoy la primera entidad financiera española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según el Santander, el beneficio atribuido sin plusvalías ascendió a 8.111 millones de euros, un 23% más que en 2006, lo que superó ligeramente las previsiones de los analistas.

Estos resultados se consiguieron gracias al dinamismo de la actividad comercial, con un incremento de los ingresos del 21%, el doble que los costes, que crecieron el 10%, lo que representó un aumento del 32,3% del margen de explotación, el que mejor refleja la marcha del negocio típico bancario.

La entidad ha anunciado que que abonará a partir del día 1 de mayo a sus accionistas un cuarto dividendo de 0,2819 euros por título a cuenta del ejercicio 2007, lo que supone un incremento del dividendo total, que asciende a 0,6508 euros, del 25%. Este es el tercer año consecutivo en que el banco aprueba este incremento y la entidad distribuirá entre sus accionistas 4.070 millones de euros en dividendos, es decir, el equivalente al 50% del beneficio ordinario. De los cuatro dividendos ya se han pagado tres, por un importe de 0,1229 euros por título cada uno.

Los ingresos del banco alcanzaron los 27.095 millones de euros, lo que supone un incremento del 21%, gracias al crecimiento de la actividad en un 12% y la gestión de precios. El margen de intermediación del banco se situó en 15.295 millones de euros, un 22,6% por encima del registrado en 2006, mientras que el margen ordinario creció un 21,3%, hasta colocarse en 27.095 millones de euros. El margen de explotación, por su parte, alcanzó los 14.842 millones de euros, con un avance del 32,3%.

Por otro lado, los ingresos netos por comisiones supusieron 8.040 millones de euros, un 14,5% más que en 2006, mientras que los logrados por la actividad de seguros crecieron un 26,2%, hasta los 319 millones de euros. Los resultados por operaciones financieras, por su parte, crecieron un 39,5%, hasta 2.998 millones de euros.

El Santander cerró 2007 con unos fondos gestionados de 1,06 billones de euros, con un crecimiento del 6%. De este importe, 912.915 millones corresponden a los activos en balance, que crecen un 9%, y el resto fondos de inversión, pensiones, seguros y patrimonios administrados que están fuera del balance y ascienden a 159.986 millones. Si se neutraliza el impacto de las depreciaciones de algunas monedas, en 2007 Banco Santander creció un 12% tanto en concesión de créditos como en captación de depósitos.

El importe de la inversión crediticia bruta del Grupo Santander se situó en 574.172 millones de euros al cierre de 2007, con un aumento del 8%. Los negocios de Europa Continental aportaron un 55% de esta inversión, mientras que el 33% correspondió a Reino Unido (Abbey) y el restante 12%, a Iberoamérica.

Los créditos con garantía real a otros sectores residentes totalizaron 123.371 millones de euros (+11,3%) y los concedidos al sector no residente alcanzaron 199.316 millones de euros, un 4% más.

Aumento de la morosidad

La tasa de morosidad alcanzó el 0,95%, un total de 0,13 puntos más que un año atrás, cuando se situó en el 0,82%, con una cobertura del 151%, 28 puntos menos que en 2006. El grupo cuenta con provisiones por un importe de 9.302 millones de euros, de las que 6.027 millones corresponden a fondos genéricos.

En el capítulo de la captación de ahorro, los recursos de clientes gestionados alcanzaron los 784.995 millones de euros, de los que 625.009 millones (+10,5%) eran en balance y los 159.986 millones de euros restantes estaban fuera de balance y cayeron un 7,8%. Este descenso se vio afectado por la venta de pensiones en Iberoamérica, que si se elimina, arroja un crecimiento del 3%.

Al cierre de 2007, los costes supusieron un 44,2% de los ingresos totales, lo que permitió mejorar el ratio de eficiencia en 4,4 puntos respecto un año antes, hasta el 21,91%. El beneficio por acción (BPA) ascendió a 1,453 euros por título lo que supone un 17,5% más que en 2006 y, descontadas las plusvalías fue de 1,28 euros, con un aumento del 21,4%.

Santander contaba al cierre del año con unos recursos propios de 65.225 millones de euros, con un excedente de 24.021 millones de euros sobre el mínimo exigido. La acción del banco cerró 2007 a un precio de 14,79 euros, con una revalorización anual del 4,6%.

El 68% del beneficio total se da en Europa

Por áreas geográficas, Europa Continental ganó un 27% más, hasta 4.423 millones gracias a que los ingresos crecen 6 puntos más que los costes, un 20% frente a un 14%. Abbey, por su parte, obtiene un beneficio de 822 millones de libras (1.201 millones de euros y aumento del 20%), apoyado en un incremento de los ingresos del 7% y un descenso de los costes del 3%. Por tanto, el beneficio del Banco Santander en Europa suma 5.624 millones, el 68% del beneficio total.

En Iberoamérica, el beneficio atribuido fue de 2.666 millones, un incremento del 17%, y la mayor aportación correspondió a Brasil, que ganó un 32% más, hasta 905 millones de euros.

Por áreas de negocio, la actividad de banca comercial obtuvo un beneficio antes de impuestos ordinario de 9.339 millones de euros (+26%); la de Banca Mayorista Global, 1.830 millones (+28%), y la de Gestión de Activos y Seguros, 537 millones (+14%).

11.178 oficinas en todo el mundo

La entidad realizó en 2007 un total de 326 aperturas netas de oficinas, de forma que su red de sucursales alcanza ya 11.178 oficinas, que superarán las 13.000 con la incorporación de Banco Real (Brasil). De esta forma, el grupo será la "mayor franquicia de distribución minorista de banca en el mundo occidental".El grupo cuenta ya con un total de 131.819 trabajadores que atienden a más de 65 millones de clientes.

El Santander, inmune a la crisis estadounidense

El impacto de la crisis de EE UU no ha afectado al Santander para presentar unos resultados impolutos en los que ha obtenido un beneficio de hasta 9.060 millones de euros. A pesar de que el índice de morosidad hipotecaria de sus clientes ha aumentado un 0.13% respecto al año pasado, el vicepresidente y consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, ha asegurado que la crisis financiera originada en las problemática hipotecas de alto riesgo estadounidenses, subprime, ha sido "cero".
En la presentación de los resultados a los analistas, Sáenz ha insitido varias veces en que la exposición del Santander a las hipotecas de alto riesgo es "nulo", mientras que la inversión en los complejos instrumentos estructurados que han sufrido importantes pérdidas es "muy bajo". El directivo también ha anunciado que el Santander ha comprado al británico Royal Bank of Scotland, socio en la compra del holandés ABN Amro, los clientes globales de Brasil por 750 millones de euros. De esa forma, la inversión final en el ABN de la entidad que preside Emilio Botín fue de 10.550 millones de euros.
A los 19.900 millones iniciales hay que restar los 9.000 millones que obtuvo por la venta del italiano Antonveneta, los 100 millones por la venta Interbank -realizada por ABN antes del término de la oferta de compra- y en torno a 1.000 millones por la entidad de banca corporativa italiana Interbanca, operación aún no cerrada. Los activos del ABN retenidos por el Santander finalmente son los negocios de Brasil (Banco Real), Uruguay, Paraguay y el 27,9% de los activos compartidos con el Royal Bank y el belga-holandés Fortis.

Lo más visto en...

Top 50