Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La expectativa de negocio de los empresarios de Europa, EE UU y Japón cae por primera vez en cinco años

Un informe presentado en el Foro Económico Mundial de Davos pone en evidencia, eso sí, que los directivos españoles son más optimistas que la media

En medio de un creciente temor a la recesión en Estados Unidos, que ha tenido su impacto en las Bolsas de todo el mundo durante las dos últimas jornadas, las expectativas de negocio de los directivos de empresas europeas, japonesas y estadounidenses se enfrían. Así lo refleja una encuesta mundial elaborada por la consultora Price Waterhouse Coopers que refleja el primer descenso de ese indicador en los últimos cinco años.

Dicho informe señala, sin embargo, que más de la mitad de los directivos españoles consultados muestra mucha confianza en su compañía, al menos para este año.

El estudio, que la consultora ha hecho público coincidiendo con el arranque del Foro Económico Mundial de Davos, que analizará los nuevos embates de la crisis financiera, refleja que sólo la mitad de los presidentes y consejeros delegados preguntados asegura tener "mucha confianza" en que la compañía que dirige aumentará su actividad en los próximos 12 meses, dos puntos menos que en la encuesta anterior. El porcentaje desciende al 42% si se pregunta por las perspectivas para el próximo trienio.

Las consecuencias del cambio climático

Las regiones más pesimistas son Japón (donde las expectativas para el próximo trienio descienden al 31%) y Europa Occidental y Estados Unidos (donde bajan al 36%).

Por el contrario, Latinoamérica y Asia Pacífico mejoran sus expectativas, puesto que los empresarios indios (el 90%) son los que más confían en la evolución de sus empresas en los próximos 12 meses, seguidos de los mexicanos (el 77%) y los chinos y rusos (el 73%).

En España, el dato de empresarios que muestran mucha confianza en su compañía este año es del 56%.

En relación a los riesgos que depara el entorno, los dirigentes de las empresas sitúan por primera vez las consecuencias del cambio climático y el calentamiento global como su primera preocupación (el 34%).

Otras amenazas señaladas como relevantes son la seguridad en la cadena de suministro y los fallos tecnológicos.

En cuanto a España, los directivos encuestados apuntan como su principal preocupación la competencia en precios.